¿Qué es y cómo usar Google Tag Manager?

Hoy en día, aquellos empresarios y emprendedores que busquen iniciar un negocio en internet o mejorar los resultados del que ya tienen, deberían conocer Google Tag Manager (G. T. M.). Es una herramienta que facilita al usuario la gestión de las etiquetas en su página o páginas web desde una sola plataforma, permitiéndole así ahorrar en tiempo y dinero, ya que se trata de una herramienta gratuita.

¿Qué es Google Tag Manager y para qué sirve?

Para aquellos empresarios que quieren habilitar ciertas herramientas en su sitio web, como bien pueden ser Google AnalyticsMetricool o SumoMe, es necesario tener ciertos conocimientos sobre código, ya que, de lo contrario, la instalación y el control de dichas aplicaciones pueden volverse algo problemáticos y costosos.

Con G. T. M. tenemos la posibilidad de gestionar todas estas etiquetas (también denominadas píxeles) que se quieren añadir a una página en Internet. Podemos controlarlas desde un único sitio, sin tener que controlar más que un código, mediante el cual se centralizan el resto de las etiquetas desde la misma plataforma y sin necesidad de instalar plugins en WordPress, etc.

¿Cómo utilizar Google Tag Manager?

La interfaz de esta plataforma es muy sencilla, por lo que es fácil de comprender y manejar; desenvolverse en ella no tiene ninguna complicación. Los pasos que debemos seguir para empezar a utilizar este sistema son:

1. Crear una cuenta

En el nombre de la cuenta es conveniente que pongamos el nombre de la empresa. La configuración de contenedores varía según la cantidad de páginas web o apps de iOSAndroid o Accelerated Mobile Pages que queramos gestionar desde una misma cuenta, por lo que podemos tener varios contenedores en función del número de sitios que queramos dirigir.

2. Instalación

Una vez que hayamos creado el contenedor, para instalar esta plataforma es necesario copiar y pegar el código que se facilita en todas las páginas web que queramos. Desde WordPress, una de las formas más sencillas de hacerlo es instalando un plugin recomendado por Google, de forma que lo único que tenemos que hacer es introducir el ID de G. T. M. Otra forma de hacerlo sería insertando las dos porciones de código que nos facilita la plataforma; la primera porción habría que ponerla justo después de <head> y la segunda, justo después de <body>.

❤️ Popular:   ¿Cómo vender más con Google Shopping?

3. Espacios de trabajo

Una vez creada la cuenta y configurado el contenedor, tenemos que establecer los espacios de trabajo, los cuales sirven para que si varias personas trabajan al mismo tiempo en un sitio web, modificándolo o creando contenido, no se cambien o publiquen por error los cambios de quienes están trabajando simultáneamente. En el caso de que poseamos un pequeño comercio, trabajaríamos con default workspace, que es la herramienta por defecto; en caso de tratarse de una empresa mayor, cabe la posibilidad de crear varios workspaces.

Dentro de un espacio de trabajo contamos con una serie de herramientas; en primer lugar, tenemos las etiquetas, que son las porciones de código que se inyectan en la web; en segundo lugar, tenemos los activadores, que ejecutan las etiquetas en función de los triggers establecidos; en tercer lugar, tenemos las variables, que son los distintos valores o filtros que el usuario puede configurar (algunas variables pueden ser de tipo constante si se desea por comodidad del usuario); y, por último, tenemos las carpetas, que sirven para organizar todas las herramientas anteriores en función de archivadores nominados.

4. Etiquetas

Para crear una nueva etiqueta, tenemos que ir a la herramienta de ese nombre y crear una nueva de la siguiente forma: lo primero es ponerle un título para poder identificarla, después tenemos que copiar el ID de la misma, si no la hemos establecido como una variable de tipo constante, y establecer las configuraciones deseadas para la misma.

Por último, en el apartado destinado a la activación debemos seleccionar la opción de todas las páginas para que dicha etiqueta se agregue en las páginas web del usuario.

5. Publicar

Cuando ya tenemos configuradas todas las etiquetas que queremos insertar en nuestro sitio web, en la herramienta de descripción general tenemos la opción de publicar, por lo que hasta que los cambios no sean publicados no se harán efectivos en la página web. Es conveniente utilizar la opción de obtener una vista previa y depurar, ya que de esta manera es posible ver cómo quedarían los cambios realizados sin que se hayan efectuado realmente en la web, de forma que si estamos disconformes con alguna de las configuraciones realizadas, podemos realizar variaciones antes de publicarlas oficialmente.

❤️ Popular:   ¿Cómo vender más con Google Shopping?

Utilizar Google Analytics con Tag Manager

Google Analytics es otra herramienta que es importante saber controlar a la hora de administrar una página web, sobre todo si se trata de una empresa. Esto es así porque su función consiste en ofrecer al usuario información sobre el tráfico que llega a sus sitios web, es decir, la audiencia que tiene, las compras que se realizan, el comportamiento de los clientes, los apartados que obtienen más visitas, etc.

De esta manera, podremos establecer diferencias en nuestras campañas de marketing, en caso de no llegar al número de visitas deseado, o mejorar aquellas cosas con las que los clientes puedan estar disconformes para subir el rango de satisfacción de estos.

Para introducir Google Analytics en nuestra web, tendremos que introducir la etiqueta en Tag Manager de la siguiente forma:

1 – El nombre de la etiqueta, que puede ser Universal Analytics, que es el mismo nombre que el tipo de etiqueta al que corresponde.

2 – El tipo de seguimiento que queremos que realice dicha etiqueta, que puede ser a página vista, es decir, que podremos de esta manera podrá saber el número de veces que ha sido visitada una págna concreta de nuestra web.

3 – En la configuración de la etiqueta, tenemos que introducir manualmente (copiar y pegar) el ID de seguimiento facilitado por Google Analytics.

4 – Por último, en el apartado de activación tendremos que seleccionar la opción que habla de todas las páginas, para que el recuento del seguimiento se realice en todas las páginas web del usuario.

En este caso, es interesante saber cómo ajustar la tasa de rebote en Google Analytics. Una tasa de rebote alta ocurre cuando, por ejemplo, la mayoría de los clientes leen algún apartado de la página web del usuario pero no realizan ningún tipo de interacción. Esto se puede solucionar añadiendo un evento en Analytics, de manera que cuando el cliente pase más del tiempo establecido consultando dicho apartado de la web del usuario, ya no se considerará rebote.

Esta nueva etiqueta se pondría de la siguiente forma:

– Nombre de la etiqueta: Universal Analytics.

– ID de Seguimiento: ID de Google Analytics.

– Tipo de seguimiento: Evento.

– Categoría: BouceRate.

– Acción: Readed + el tiempo establecido por el usuario.

❤️ Popular:   ¿Cómo vender más con Google Shopping?

– Etiqueta: Readed.

Ventajas que presenta G. T. M.

Entre las ventajas que encontramos en esta herramienta tan útil están las siguientes.

⇢ Centralización de etiquetas

Esta herramienta supone una solución centralizada para que podamos gestionar todas las etiquetas o píxeles añadidos a una página web desde una única plataforma.

⇢ Beneficios de rendimiento

Con esta herramienta, la carga de las etiquetas en los sitios web se ejecuta de forma más rápida y efectiva, ya que, de lo contrario, si tuviésemos en nuestra web una etiqueta que hubiese perdido la funcionalidad, esta haría que la página cargase con más lentitud.

⇢ Colaboración

Con esta plataforma tenemos la posibilidad de establecer conexiones en nuestras etiquetas sin la necesidad de tocar o modificar códigos.

⇢ Vista previa

Es posible ver los cambios realizados antes de establecerlos directamente en el sitio web, lo cual es de gran ayuda a la hora de comprobar la funcionalidad de las configuraciones marcadas. Además, da la posibilidad de establecer variaciones en caso de disconformidad antes de publicarlo definitivamente.

⇢ Versiones

Gracias a la gestión de versiones podemos volver a las configuraciones anteriores en caso de publicar alguna cosa que no funcione correctamente o con la que no nos sintamos del todo conformes.

⇢ Trabajar en equipo

Gracias a la posibilidad de crear distintos espacios de trabajo, es factible que distintos miembros de un mismo equipo trabajen de manera simultánea sin provocar variaciones de ningún tipo en el trabajo de sus compañeros.

Conclusión

En definitiva, la herramienta de Google Tag Manager es muy versátil a la hora de crear o de mejorar un negocio en Internet, por lo que es importante saber cómo hemos de manejarla y qué podemos hacer con ella, así como algunos trucos para mejorar el funcionamiento de nuestros sitios web para sacarles un mayor partido.

Lo óptimo es ir poco a poco, instalando primero las etiquetas más sencillas, aquellas que nos resulten más fáciles de usar y no nos supongan excesiva dificultad. Así podemos ir conociendo poco a poco todas las posibilidades que ofrece esta herramienta y aprender a utilizarla de la forma más eficiente. Implementando esta herramienta en nuestra empresa, trabajaremos de forma más ágil y relajada, fomentando la colaboración entre los miembros de nuestro equipo y encontrando las soluciones que mejor se adapten a nuestras necesidades.

5/5 (1 Review)
¡Dale caña y haz que se enteren!