¿Ciberseguridad? Qué es y por qué es tan importante

¿Qué es la ciberseguridad y por qué es cada vez más importante?

La ciberseguridad surge al calor de la transformación digital. Cuando más interconectadas se hallan las personas, más relevante se torna la seguridad informática. Así, el concepto adquiere un papel central, puesto que tanto empresas como particulares están expuestos a peligros que causan daños considerables.

Por este motivo, la también conocida como «seguridad digital» es ahora más actual que en ningún otro momento. Este término no hace solo referencia a Internet, sino también a otros ámbitos de la tecnología de la información y la comunicación.

Para proteger la seguridad informática podemos recurrir a diversos medios. Estos van desde la información a los usuarios hasta la aplicación de herramientas y programas con los que proteger a las personas de ataques en la Red.

Si tenemos en cuenta que los ciberataques no solo tienen lugar en Internet, el concepto engloba otro aspecto: la mitigación de la que se valen las modernas posibilidades de comunicación y de informática.

¿Qué peligros entraña el mundo digital?

El término «cibercriminalidad» engloba diferentes aspectos y, a menudo, está ligado a la criminalidad o delincuencia en la Red.

¿Se aplican medidas de seguridad online? Probablemente, la respuesta sea afirmativa. Sin embargo, si vamos más allá quizá no prestemos la suficiente atención a las diferentes caras que adoptan los criminales cibernéticos.

En este sentido, la cibercriminalidad tiene su núcleo en el acceso de datos privados, personales o sensibles. Pueden sustraer esta información tanto vía Internet como a través de una red corporativa. Este es el caso de las tarjetas de crédito. En ningún momento se sospecha de la presencia de delincuentes con la ayuda de diversos medios técnicos.

El fraude informático, el espionaje y robo de datos y el sabotaje, así como la preparación de este tipo de conductas llevan aparejado otro tipo de infracciones que se engloban en el concepto de cibercriminalidad.

Desde una perspectiva más amplia, también podemos hablar del phishing, muy común en la banca online o el empleo de programas a los que se recurre con fines ilegales en el terreno de la delincuencia informática.

¡Ey! Vende millones de euros en internet con estos pasos... 👇👇👇

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

¿Dónde radica la esencia de la ciberseguridad?

A continuación, exponemos una definición básica del término ciberseguridad o seguridad informática: se trata de un entramado de técnicas y herramientas que se emplean para proteger la información enviada, procesada, transportada y almacenada en cualquier dispositivo informático.

El avance vertiginoso de la tecnología entraña que todas las personas y empresas estemos conectadas de manera permanente a la Red. Este hecho facilita el acceso a todo tipo de información, pero también supone el riesgo de que los datos personales se encuentren al descubierto y accesibles para cualquiera que tenga suficiente habilidad.

🔥🔥🔥 No te pierdas...  Ciberseguridad: ¿Qué es una puerta de enlace?

Hay quien aboga por eludir los riesgos convirtiéndose en un ermitaño en la montaña. Es una opción, pero dado que el propósito es investigar a través de la Red, no está de más que detallemos las amenazas más comunes a las que toda empresa o persona se enfrenta.

¿Cuáles son las amenazas más habituales?

Un mensaje demoledor: las amenazas que ha de afrontar la seguridad informática son infinitas. ¿Qué significa esto? Esta información no implica que no se pueda hacer nada con el objetivo de proteger la información personal o empresarial. Pero sí se hace necesario poner todos los obstáculos posibles a aquellos que se empeñan en atacarla.

En este sentido, cada día surgen nuevas maneras de eludir las defensas de la seguridad informática, por lo que conviene estar atento. Por ello, aquí exponemos las amenazas más comunes en Internet:

– Ciberespionaje

Su esencia reside en acceder a la información que guardan las empresas. No obstante, también pueden ser víctimas de este los particulares, las asociaciones y los partidos políticos a los que se observa para robarles datos de índole personal.

– Cibercrimen

Si se va un paso más allá, surgen delincuentes cuya habilidad radica en acceder a datos informáticos protegidos. Su objetivo es claro: ganancias financieras o secuestro de la información.

– Ciberterrorismo

Se esboza como un término que entraña más complejidad que los anteriores y también supone más peligro. Su propósito es fomentar el miedo entre una población determinada a través de la amenaza a su forma de vida y su estabilidad.

¿Cómo mejorar la ciberseguridad paso a paso?

Tal como hemos mencionado, existen diferentes niveles de amenazas, por lo que también existen diferentes escalones de ciberseguridad. A continuación, exponemos cómo podemos optimizar la seguridad paso a paso en una secuencia de fases.

1. Prevención

Lo primero que hemos de hacer es analizar de manera exhaustiva los sistemas que se utilizan para identificar posibles amenazas. ¿A qué nos referimos con esto?:

– Asegurarse de que la clase de conexión que empleemos sea segura: tanto si empleamos un ordenador como un dispositivo móvil, lo primero que debemos hacer para protegernos es configurar una conexión VPN.

– Examinar las páginas web que visitamos y los servicios online que utilizamos: la vista se deberá fijar en la seguridad de estos espacios. Y para protegerse aún más, es oportuno emplear contraseñas imposibles de descifrar.

. No se pueden dar datos personales a cualquiera darlos ni a la ligera: en el caso de que lo hagamos, hemos de asegurar de manera constante que nadie los está utilizando sin nuestro consentimiento.

– Instalar un antivirus en el equipo informático: parece un consejo obvio, pero esto ayuda a evitar que los programas malignos se instalen en el ordenador.

– Hacer copias de seguridad a menudo: se trata de otra obviedad que va a salvarnos de los daños que causan los malwares. Así, si un sistema sufre años, será posible recuperar toda la información.

2. Localización

Hay ocasiones que prevenir no es suficiente y termina por inmiscuirse algún agente informático peligroso, por mucha barrera que pongamos. En este caso, los esfuerzos irán destinados a localizar el ataque o la infección. Para ello, emplearemos un antivirus potente que nos ayude a detectar el virus en tiempo real.

🔥🔥🔥 No te pierdas...  ¿Qué es la red Tor?

Esta fase no resulta sencilla, por lo que recomendamos acudir a un profesional. Si no se disponen de conocimientos informáticos, el antivirus puede ayudar a dar con la amenaza y neutralizarla. No obstante, si se sigue con el problema la mejor opción es recurrir a los servicios de un experto.

3. Reacción

Una vez que hayamos localizado e identificado la amenaza, debemos tomar todas las medidas oportunas para neutralizarla. Para ello aconsejamos realizar las acciones que exponemos a continuación:

– Desconectar el equipo de Internet.

– Cambiar todas las contraseñas: estamos de acuerdo en que resulta engorroso, pero es la mejor forma de asegurarse de que nadie acceda a ningún servicio online pasándose por la persona atacada o víctima.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

– Se emplearán las copias de seguridad que se hayan guardado para reemplazar los archivos dañados.

– Se vuelve a conectar el equipo a la Red y se asegura que el antivirus está actualizado.

Llevando a la práctica todos estos pasos, lograremos neutralizar la amenaza. Sin embargo, puede ser que nos hayan robado información sensible, en cuyo caso no hemos de dudar en denunciarlo como víctimas de un delito informático.

Ejemplos que comprometieron la ciberseguridad en 2019

El año pasado comenzó con una gran fuga de datos, la segunda mayor de la Historia. No obstante, no han sido los datos los únicos que se han visto amenazados. Para ilustrarlo, hemos recopilado los principales incidentes que marcaron la ciberseguridad en 2019:

773 millones de cuentas de correo vieron comprometida su seguridad

La segunda mayor fuga de datos de la Historia se reveló a principios de 2019, cuando se descubrió el ataque a 773 millones de cuentas de correo electrónico y 21 millones de contraseñas únicas robadas. Seguramente, los piratas informáticos las están empleando para llevar a cabo ataques informáticos.

La base de datos fue hallada en el servicio de almacenamientos de archivos MEGA y, aunque ya se ha borrado, continúa distribuyéndose en las redes de intercambio de archivos.

Las aplicaciones maliciosas para móviles, una epidemia

En este caso, McAfee registró un aumento del 550 % de apps maliciosas para móviles en el último semestre de 2018.

Únicamente en este período, la compañía localizó 65 000 aplicaciones maliciosas para móviles. Esto se perfila como un gran problema para el sector de la telefonía móvil porque semestre a semestre se sigue registrando un aumento de presencia de malware en el sector.

Otro grupo en aumento son las aplicaciones fraudulentas, que no son lo que dejan ver, sino que consiguen engañar a los usuarios haciéndoles creer que son desarrollos populares.

Además, se ha registrado un aumento de las amenazas financieras, que en 2018 llegaron al punto más elevado a nivel mundial. En concreto, se detectó un incremento de los troyanos de un 77 %.

También resulta preocupante el desarrollo de las llamadas «puertas traseras». Estas han hecho estragos a través del phishing por mensaje de texto para monitorizar y culminar con el manejo de los terminales.

McAfee añade las criptomonedas, otro grupo relativamente nuevo en expansión.

El caso de Facebook y 2FA

Este caso pone bajo los focos a la red social por la forma en que maneja los datos personales de sus usuarios. La cuestión es aún peor, ya que convierte un importante mecanismo de seguridad, como es la autenticación de dos factores, en un negocio que reduce la confianza en el mismo.

🔥🔥🔥 No te pierdas...  Ciberseguridad: ¿Qué es una puerta de enlace?

Este caso no es nuevo. De hecho, podemos comprobar que, a través del número de teléfono móvil que se emplea para la autenticación, se podría buscar a cualquiera en la red social.

2FA es un sistema de autentificación que se conoce como «doble identificación» o «dos factores». Lo emplean la mayor parte de las grandes empresas y servicios de Internet para garantizar la autenticación real del usuario.

Además del acceso habitual con el nombre y la contraseña, 2FA añade un código que es enviado generalmente mediante un mensaje de texto al smartphone del usuario. Este mecanismo hace que se proporcione el número de teléfono móvil a la empresa en cuestión.

Este número de teléfono es que ha estado vendiendo Facebook a los anunciantes sin el consentimiento expreso de la persona.

La vulnerabilidad de WhatsApp dio la entrada a spyware masivo en iPhone y Android

La vulnerabilidad de WhatsApp permitió la instalación de spyware en móviles con los sistemas operativos iPhone y Android. Reconocido por la empresa de mensajería instantánea, recomendó en su momento realizar una actualización con la mayor rapidez posible.

El caso es de una gravedad tremenda si tenemos en cuenta el espionaje masivo sobre 1500 millones de usuarios que emplean la aplicación.

Además, el software espía pudo instalarse sencillamente con una llamada, sin necesidad de que el usuario que la recibiera tuviera que responderla. Una vez que el spyware campaba a sus anchas por el móvil, podía encender la cámara o el micrófono del teléfono, escanear correos electrónicos y mensajes, además de recopilar información de la ubicación del usuario.

Todo ello, sin dejar huella o registro en ninguna parte del terminal, por lo que es probable que los usuarios se hayan visto atacados y ni siquiera hayan caído en la cuenta.

¿Cuál es el mayor desafío para la ciberseguridad en 2020?

Aunque la sociedad está cada vez más concienciada de las brechas que amenazan su seguridad en Internet, las incidencias con respecto a la seguridad informática no dejan de aumentar cada año.

Con los ojos puestos en este 2020, la tecnología que se apoye en las redes 5G, la inteligencia artificial y la nube será la diana de los piratas informáticos.

A continuación, enumeramos algunas brechas que amenazarán la seguridad en este año:

– Ataques a los dispositivos de voz.

– El estudio biométrico para hallar víctimas.

– El phishing a través del deepfake.

– El IoT y el IoP, más sencillo de atacar gracias a las redes 5G.

Así, observamos que la información de la vida privada de las personas se ve comprometida por la nube, donde se almacenan datos manejados por servidores de determinadas empresas.

En definitiva, la ciberseguridad es un concepto que, a pesar de los avances tecnológicos, supone una clara preocupación para preservar la intimidad de las personas y la privacidad de las empresas. Como hemos visto, cada año surgen nuevas amenazas alineadas con las tecnologías propias de cada paso evolutivo.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (1 Review)

¡Envía a quien quieras!