¿Por qué no carga una página web?

¿Por qué no carga una página web?

¿Por qué no carga una página web? Quizá, en más de una ocasión, uno se haya encontrado ante esta situación. Al intentar entrar en una web ha notado que no carga o que su navegador le avisa de que hay algún problema. Si tenemos una página web de nuestro negocio este error, de no corregirse, puede convertirse en un problema grave que termine provocando la irreparable pérdida de nuestra clientela. A continuación, analizamos los motivos más habituales de los problemas de carga de una web y aportamos las soluciones más eficaces.

¿Qué provoca una carga lenta de nuestra página web?

La velocidad de carga de una página en Internet no es un factor que no merezca toda nuestra atención. De hecho, el neuromarketing subraya que si una persona que va a entrar en una web tarda más de 15 segundos en hacerlo, no tardará en apostar por otra alternativa. Ahora bien, los problemas de carga pueden estar provocados por una serie de factores diversos que pueden depender, o no, directamente de uno. Los comentamos en los siguientes apartados.

Suscríbete al Club donde hacemos crecer negocios

Apúntate gratis y recibe en tu mail consejos para desarrollar tu negocio gracias a las nuevas tecnologías. ¡Vamos!

Causas ajenas a la página web

Debemos recordar que una web es un archivo que se sube a un servidor, por lo que el error también puede estar provocado por este último. Entre los errores externos más habituales se encuentran:

· El uso de un hosting con poca capacidad. Esta es la parcela que nos pertenece dentro del servidor. Si es compartido con otros, será la web que reciba mayor tráfico la que aproveche al máximo su capacidad. Si solo se usa para nuestra web, es la empresa que nos lo ofrece la que debe encargarse de ampliar sus discos duros, mejorar su memoria RAM y, resumiendo, modernizar su tecnología para que nuestra página cargue en el menor tiempo posible. La solución es preguntar a la empresa encargada de este servicio si se trata de un error puntual o si es lo habitual. En este último caso, debemos apostar por otra alternativa que nos ofrezca más garantías.

· El centro de datos en el que se basa el servidor que hemos elegido no se ha modernizado y presenta errores de forma continua en cuanto sube la demanda. Una vez más, el cambio de compañía puede solucionarnos el problema.

Causas internas que provocan el error de carga

Una de las más habituales es una mala programación. Si hemos llenado nuestro diseño de fotografías de alta resolución y gran tamaño, no hemos repasado el Javascript y no hemos limpiado el código resultante para facilitar que la carga de nuestra web sea lo más rápida posible, estaremos apostando por aumentar, sin sentido, el peso de nuestra página y por provocar que tarde unos minutos en cargarse.

Si nuestro diseño es correcto, quizá el problema esté provocado por un tráfico continuo que no pueda ser absorbido por el servidor, por lo que, o contratamos un hosting de mayor capacidad, o cambiamos de proveedor de este servicio.

En ocasiones, se usa un software para la empresa que está integrado en el servidor de la página, restándole así capacidad de carga. Esta alternativa no es conveniente si lo que queremos es conseguir que nuestra página sea siempre rápida y eficaz.

Dependiendo de la propuesta, es recomendable usar un servidor distinto para cada sección. Si, por ejemplo, tenemos una tienda en Internet con un catálogo demasiado amplio, resulta más eficaz tener esta importante parte de la tienda en un servidor, y el resto en otro o en otros.

Igualmente importante es tener en cuenta que muchas de las páginas web actuales se basan en plataformas como WordPress o Woocommerce por citar algunos ejemplos. Si hay algún error en las mismas, no tardaremos en tener que afrontar sus consecuencias.

En no pocas ocasiones, la lentitud de carga está provocada por una falta de mantenimiento de la página web. Es decir, si se programado o encargado la página y uno no se ha molestado en comprobar las actualizaciones de Javascript, los posibles cambios en el código que debe llevar a cabo para acelerar la carga o la mera actualización de las galerías de imágenes o de los menús, es más que probable que esa página cada vez pierda más adaptabilidad y que los nuevos navegadores no puedan cargarla con rapidez.

¿Y si todo va bien, pero la página sigue sin cargar?

¿Qué podemos hacer si el diseño es ligero, el servidor funciona correctamente y el hosting tiene capacidad de sobra, pero nuestra web no carga? La mejor alternativa es comenzar un nuevo proyecto programado en lenguajes como el HTML5 y apoyarnos en el CSS3 para crear el estilo de tu web.

Esta renovación es esencial para que nuestra propuesta siga viva, para lograr clientes y para aparecer en los mejores puestos en la lista de resultados de los buscadores más consultados. Las estadísticas confirman que por cada décima de segundo que tarde la web en cargar, se perderá un 1 % de clientela. Si hemos colocado alguna oferta concreta y nuestro tráfico aumenta un 60 %, podríamos llegar a perder hasta un 80 % de conversiones.

Por lo tanto, recomendamos no esperar a comprobar que la página no carga correctamente para comenzar a poner en marcha las soluciones ya explicadas. Al menos una vez a la semana, podemos usar alguna herramienta como GTMetrix o Pingdom Website Speed Test para leer un informe completo de cuál es la velocidad exacta de nuestra página web. En cuanto notemos alguna variación, iremos corrigiendo los errores para evitar siempre las consecuencias arriba descritas.

Si no logramos ver la web con normalidad, podemos comprobar en el navegador si hay alguna extensión que sea incompatible con otra, limpiar la memoria caché o actualizarlo para confirmar, o desestimar, el problema de carga.

Cabe recordar que la página se encuentra en una red en la que interactúa con una serie de factores diversos, por lo que siempre es aconsejable el ir amoldando su diseño a los requisitos que exige Internet.

Esperamos haber aclarado por qué no carga una página web y cómo podemos solucionar este problema fácilmente.

¡Vamos, cuéntaselo a todos!

Deja un comentario