Alargar la jornada no siempre es productivo

Alargar la jornada de trabajo no siempre es productivo

Se trata de una de las preguntas más recurrentes cuando hablamos de trabajo y productividad. ¿Trabajar más horas implica producir más?

Pues si nos agarramos a los datos y los estudios recientes, la respuesta es sencilla. En ningún caso. De hecho, es contraproducente.

La falta de descanso motivada por largas jornadas de trabajo solo aumenta las posibilidades de que sufras algún percance laboral o que la motivación de los trabajadores descienda acusadamente. Según recientes estudios, en España se trabaja más horas que en Francia o Alemania y la jornada laboral es muy diferente, con horarios de salida más tardíos. A esto hay que sumarle que los españoles son los trabajadores que más estrés sufren de Europa. Con porcentajes que alcanzan casi al 60 % del trabajador medio, 10 puntos por encima que la media del continente. Y por ello, nuestro país cuenta con el dudoso honor de tener el mayor porcentaje de accidentes laborales vinculados con estrés físico y psicológico.

Estos guarismos parece que han empezado a calar en las empresas españolas, que han comenzado a optar por delimitar el horario de salidas y ofrecer cierto margen a sus trabajadores para seleccionar las entradas y salidas del puesto de trabajo. Todo ello unido, a la implantación hace algunos meses de la obligatoriedad de fichar en el trabajo. Algo que, como sabrás, ha traído de cabeza a empresas y sindicatos.

Jornada flexible

Pero ¿aumenta realmente la productividad una jornada flexible?

Empresas muy importantes de nuestro país así lo creen. Nos referimos a compañías como Iberdrola u Orange. La primera de ellas modificó su jornada laboral en 2007. Actualmente, su plantilla trabaja de lunes a jueves de 7.15 a 16.36 (con márgenes voluntarios de hora y tres cuartos) y los viernes puede acabar a las 14.00. El resultado ha sido un incremento de un 6 % en su productividad, una reducción de un 25 % en los accidentes durante el trayecto de ida o vuelta del trabajo y una disminución de bajas por enfermedad y de absentismo.

Por su parte, la empresa de telecomunicaciones sigue el mismo camino. Con horarios flexibles de entrada (entre las 7.30 y las 10.00), el teletrabajo (opcional un día a la semana) y la fijación de un punto de salida a partir de las 17.00. Son algunas de las medidas por las que se ha decantado Orange y que han elevado el indicador de su productividad.

Es por ello que se empieza a crear una conciencia social sobre la flexibilización de las jornadas laborales que está redundando de forma positiva en las empresas. Y es que, generando satisfacción personal y una mejora en la vida familiar de los trabajadores, puedes generar un modelo rentable, exitoso y dinámico en el trabajo.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

En los últimos meses, se están publicando constantes noticias sobre los beneficios de la reducción de la semana laboral a 4 días. Aunque su aplicación en las empresas puede resultar complicada, en España ya hay quien se ha aventurado con esta propuesta.

¡Ey! Vende millones de euros en internet con estos pasos... 👇👇👇

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

El objetivo no es otro que conseguir aumentar la productividad durante la jornada laboral y ya se viene aplicando en países como Finlandia o Nueva Zelanda.

En todo caso, ahora queda por ver el resultado que se obtiene ante el paso dado y, si a final de año, cuadran los objetivos o se tienen que replantear volver al sistema habitual. Lo que está claro es que su paso a este cambio de modelo laboral ha hecho que todos pongamos los ojos en esta empresa.

Productividad y empleo

Recientemente, la Universidad de Zaragoza publicó un informe sobre ‘Productividad y Empleo’ que concluía que el trabajador más feliz y eficiente es el que más vacaciones tiene. Sin embargo, advertían que los días libres no eran los únicos aspectos que influían en esa productividad, sino que la forma en la que conciliamos la vida laboral con la familiar también influye en gran medida. Además, hay aspectos más personales que se deben tener en consideración.

Un estudio, de un reconocido portal de empleo, ha desvelado que un alto porcentaje de los trabajadores afirma que no desconecta del trabajo en vacaciones. Son números que se sitúan muy por encima de la media de Europa, que es del 25 %. Otro informe señala que el 10 % de la población es adicto al trabajo.

Incertidumbre laboral

Se tiene miedo a lo desconocido, al cambio, a lo nuevo. Todos los inicios suscitan dudas y recelos y la flexibilización laboral no se iba a librar de ellos. Muchos expertos coinciden en que las reticencias suelen llegar desde los cargos intermedios y altos, que solo dan su brazo a torcer cuando ven realmente que la productividad aumenta y que se cumplen los objetivos.

Las claves para que puedas implementar cambios significativos en la jornada laboral son la voluntad y la decisión firme de los estamentos más altos de tu empresa. Sin el apoyo de los comités de dirección, es imposible un cambio.

El éxito o fracaso de la flexibilidad horaria en el trabajo dependerá de que crees puentes de entendimiento entre la empresa y los trabajadores. Las nuevas medidas de conciliación familiar como el aumento en los permisos de paternidad o la reducción de jornada por lactancia o cuidado de un menor de 12 años son, sin duda alguna, pasos adelante en la mejora de los mecanismos para una relación de confianza entre unos y otros y cuyo único objetivo común es conseguir un beneficio global.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
0/5 (0 Reviews)

¡Envía a quien quieras!