¿Cuánto vale registrar una marca en España?

Una marca comercial es uno de los elementos más importantes de un negocio, sea del tipo que sea. Se trata, en todos los casos, de la imagen de toda una gama de productos y servicios con los que se debe hacer que el consumidor se sienta identificado. En este artículo se detalla cuánto vale registrar una marca y otros aspectos de interés.

Importancia de registrar una marca

En España, los derechos de una denominación se adquieren mediante registro, no simplemente por su utilización. Es decir, de nada vale crear una firma tecnológica con un nombre o imagen atrayente si no se oficializa, pues otra compañía de la competencia puede hacerlo y apropiarse legalmente de este.

De igual forma, es una de las maneras más eficaces de evitar la competencia desleal. A modo de ejemplo, si una empresa está rivalizando con otra, es esencial tener su nombre “blindado” para que no pueda vender imitaciones de baja calidad falsamente asociadas a una imagen ajena.

Asimismo, en caso de que otros utilicen la denominación de otra compañía, esta última tiene todo el derecho a interponer una demanda. Se podrá, de esta manera, exigir que abandonen esta práctica inmediatamente y reclamar una compensación económica, si procede. Si no se tuviera la marca registrada, ningún tribunal daría la razón.

Coste de registrar una marca en España

En esta sección, se detalla el coste de llevar a cabo este proceso, así como algunas variables que influyen en el precio final.

Registro directo ante la Administración

Una de las opciones consiste en realizar el trámite directamente ante la Administración. Para ello, hay que acudir a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas). Se distinguen, a su vez, dos tipos de marca:

– La inscripción de un nombre comercial cuesta, actualmente, 144 € por la primera clase que se solicite. Además, existe la posibilidad de obtener un descuento del 15 % si se gestiona telemáticamente.

– En el caso de segunda clase solicitada (y las sucesivas), el coste es de 93 €.

Tampoco hay que olvidar que disfrutar de estos derechos conlleva un mantenimiento. En este sentido, la marca debe renovarse cada diez años ante la misma institución, motivo por el que se recibirá una comunicación previa avisando de que la fecha de su vencimiento está próxima. Para ello, hay que abonar unas tasas que varían cada año.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Coste a través de una empresa intermediaria

Realizar el trámite por medio de una compañía especializada está sujeto a una serie de costes adicionales. Sin embargo, no todo es negativo, ya que dichos costes se deben a la intervención de numerosos profesionales encargados de la gestión y supervisión del procedimiento.

En primer término, las agencias intermediarias de marcas ponen a disposición del cliente un estudio de viabilidad. Así, se evita que el nombre escogido ya esté en uso, que sea muy similar a otro ya registrado a nivel nacional o internacional, o que no resulte lo suficientemente distintivo. Muchas agencias incluyen este servicio en sus planes de forma gratuita.

Por otro lado, el coste aumentará dependiendo del número de epígrafes del nomenclátor de marcas (perteneciente a la Clasificación Internacional de Niza) al que corresponda el negocio. En este sentido, la lista emplea unos 45 tipos, del 1 al 34 para productos y del 35 al 45 para servicios.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

En último lugar, contar con un servicio de vigilancia también encarecerá el proceso. A este respecto, no hay que olvidar lo importante que resulta disponer de agentes que, por medio de programas informáticos, encuentren negocios que estén intentando registrar una marca idéntica a la de su cliente. De este forma, se podrán tomar acciones preventivas.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el coste medio de registrar una marca a través de una empresa se sitúa en torno a los 400 €.

Otros aspectos de interés

A continuación, se da respuesta a algunas de las dudas más comunes sobre este procedimiento.

¿Cuánto se tarda?

De acuerdo con fuentes institucionales, el plazo medio es de unos 12 meses. Sin embargo, si hubiera alguna oposición o se requiriera documentación adicional, podría aumentar hasta los 20 meses.

¿Dónde se lleva a cabo?

Como se ha comentado antes, este trámite se realiza ante la OEPM. Sin embargo, puede hacerse también en las delegaciones del Gobierno, los Centros Regionales de Propiedad Industrial, los organismos de Industria o en la oficina de correos.

¿Qué se puede registrar como marca?

Además de denominaciones (palabras), es posible oficializar letras, dibujos, figuras, sonidos o cifras, así como sus combinaciones. En estos casos, se trataría de logotipos, imagotipos y demás.

¿Se puede registrar la marca ante más de un epígrafe?

Retomando la Clasificación de Niza, si el negocio se dedica a varios sectores es obligatorio registrar la marca en los epígrafes a los que corresponda. De lo contrario, solo se poseerían los derechos en uno de ellos. Por ejemplo, si se trata de una empresa de productos farmacéuticos y cosméticos, se debería incluir en el epígrafe 5 y en el 3, respectivamente.

Registrar una marca internacional

Llevar a cabo el proceso ante la OEPM solo le conferirá validez en territorio nacional. Si un negocio está presente en otros países, hay dos opciones: registrarlo país por país o hacerlo ante las siguientes instituciones internacionales:

– Oficina Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Se encuentra en Alicante y cubre los países comunitarios. El coste, en este caso, sería de 850 €.

– Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Facilita la protección de la marca en los 193 países inscritos. El precio base es de unos 853 €, pero varía en función de las tasas de cada nación en la que se vaya a oficializar el nombre.

Asimismo, la institución anterior es la mejor opción para registrar la denominación en Latinoamérica, ya que la mayoría de sus estados son miembros.

En definitiva, ahora que ya hemos aclarado cuánto vale registrar una marca, conviene dejar claro que es un trámite que merece la pena; ya que, si la competencia se apropia de una nuestra imagen, las pérdidas económicas y de reputación serían mucho mayores. Ante todo, lo esencial es blindar los derechos de una compañía en todos los mercados en los que esté presente.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (2 Reviews)

¡Dale caña y haz que se enteren!