Ya es hora de estrenar una web corporativa de calidad

Tienes que tener en cuenta que tu web hoy en día es tu imagen. Muchas empresas, clientes o proveedores consultan en internet quiénes somos. De ahí su importancia.

¿Aún no tienes web corporativa?

Las pequeñas y medianas empresas, así como los profesionales autónomos, son cada vez más conscientes de la importancia de contar con una web corporativa para potenciar su negocio.

¿Por qué necesitas una web corporativa de calidad?

Un sitio web es un gran escaparate para que demos a conocer nuestros productos y servicios. Dicho de otro modo, gracias a una web podemos, no solo desarrollar una marca, sino que también nos haremos más visibles frente a nuestra competencia.

Como emprendedores o empresarios somos los que tenemos el control de todo el contenido, posicionamiento, imagen de marca y valores que se transmiten a todos los visitantes o usuarios del sitio web.

Los tiempos han cambiado

Hoy en día no basta solo con tener un sitio, sino que debemos ocuparnos de que no presente errores que, en vez de impulsar una buena imagen de marca, transmitan abandono, poco gusto por la estética e indiferencia. Algunos de estos errores son:

Tener un sitio web empresarial obsoleto: una web estática se llevaba hace 20 años, por lo que si una empresa estuvo a la vanguardia en su momento, es quizás hora de que se replantee una estrategia digital acorde a los nuevos tiempos.

La web es un sistema de publicidad, por lo que un profesional debería encargarse de realizar un buen diseño para que entre por los ojos de los clientesy no funcione en nuestra contra. Un mal diseño provocará una tasa de rebote altísima que penalizará nuestro posicionamiento.

La web ha de ser responsive y adaptarse a los dispositivos móviles. De este modo, nos comprometemos con la mejora de la experiencia de usuario y estos lo tienen en cuenta.

Páginas visuales: las páginas no deben contener información que no sea valiosa o que redunde en sí misma. Hemos de ser claros, concisos, directos e incluir impactos visuales y llamadas a la acción.

Un sitio web debe estar pensado para que lo encuentren, por ello hay que trabajar el SEO y optimizarlo.

¿Cuáles son los elementos clave en un diseño web optimizado?

Los elementos más importantes a los que debemos prestar atención para tener un diseño web corporativo optimizado son:

 Apariencia visual atractiva y limpia.

Diseño responsive, para que se pueda visualizar desde cualquier dispositivo móvil.

Tipografía sencilla y fácil de leer en la que no abusemos de recursos como las cursivas o las negritas.

Si hay iconos, deben estar integrados en la línea del diseño propuesto en la web.

Debemos basarnos en la paleta de colores de la empresa o marca.

Las imágenes que incluyamos han de aportar un valor adicional al contenido expuesto. Al igual que los vídeos, audios o ilustraciones.

Importancia de una web corporativa de calidad

Un sitio web es la carta de presentación de una organización. Apenas disponemos de unos cuantos segundos para poder captar la atención de un cliente potencial y, por este motivo, un diseño web amigable, funcional y atractivo es muy importante.

Además de por este motivo, es necesario contar con un buen diseño web porque es el primer contacto que tenemos con un cliente. No es necesario crearle una gran impresión, pero su experiencia sí que ha de ser agradable. Para ello, debemos incluir los elementos imprescindibles para una buena estructura y que faciliten su uso.

Por otro lado, es necesario hablar de las visitas de calidad y de los clientes potenciales. Si en la web de nuestra empresa es sencillo encontrar la información que se busca o las secciones, los usuarios se interesarán por los servicios o productos que ofrecemos y aumentarán las posibilidades de conversión.

¿Cuáles son las ventajas del diseño web para una empresa?

A continuación, exponemos los tres beneficios más importantes de una web corporativa:

Mayor alcance y menor coste publicitario. Con un sitio web podemos impactar en usuarios de todo el mundo. Esto puede ahorrar costes de distribución e impresión al segmentar a la audiencia en una campaña comercial. Por otro lado, el sitio web es el famoso catálogo virtual de nuestra organización, pero donde se puede cuidar y personalizar cada detalle.

Disponibilidad 24 horas y gran visibilidad. Hoy en día, el precio del diseño web no tiene nada que ver con el de hace unos años. La visibilidad que da una web corporativa permite que los clientes potenciales la encuentren si se trabaja un poco el SEO. Además, un negocio digital no cierra nunca y existen herramientas que nos permiten vender servicios o productos en automático sin necesidad de la presencia de una persona física.

Mejora en la atención y asesoría de clientes. Una web nos permite estar muy cerca de las necesidades de los usuarios. Los listados de preguntas frecuentes o los bots son más utilizados de lo que en principio se puede creer. Por otro lado, es muy sencillo conocer su grado de satisfacción y realizar encuestas que permitan mejorar la experiencia de usuario.

En definitiva, una web corporativa no es solo un elemento que tener, sino una herramienta fundamental que, bien cuidada, aumentará nuestras oportunidades de negocio.

¡Vamos, cuéntaselo a todos!

Deja un comentario