Todo lo que tienes que saber sobre falsos autónomos

Cosas a saber sobre los falsos autónomos

Hoy en día, el panorama laboral es bastante incierto en nuestro país, lo que ha llevado a que muchas personas tengan que coger el toro por los cuernos y establecerse como autónomos. No obstante, no hay que confundir a los autónomos con los falsos autónomos, que son otro tipo de trabajadores.

Incluso, hemos de ser cautos en este sentido porque hay un vacío legal que puede derivar en consecuencias negativas para estas personas si no gestionan correctamente todos los documentos relativos a su actividad empresarial, la cual es compartida con una empresa que, a su vez, establece unas condiciones laborales determinadas.

¿Cómo son los falsos autónomos?

Estas personas podrían definirse como trabajadores a los que la empresa les pide darse de alta como autónomos para poder comenzar a trabajar, lo que ya implica algo diferente al trabajo por cuenta ajena.

No obstante, este trabajador debe cumplir y respetar todas las condiciones que establecía la oferta de trabajo, por lo que la compañía se ahorraría el coste de la Seguridad Social y el asalariado no tendría los derechos que le pertenecerían como un trabajador por cuenta ajena.

Por ejemplo, dos de los aspectos que definen a estos profesionales es que no son exclusivos de ninguna actividad ni tienen un rango de edad concreto. Además, hemos de tener en cuenta estos puntos para definir si un trabajador podría definirse como falso autónomo:

🔥🔥🔥 No te pierdas...  Bonificaciones y ayudas para autónomos en el 2020

– Instrumentos de la empresa

Un autónomo dispone de sus medios propios, pero si los facilita la empresa se estaría incurriendo en una situación de falso autónomo, entrando en el llamado concepto de ajenidad.

– Horario y puesto de trabajo

Los asalariados cumplen con un horario concreto y en un lugar físico, reciben órdenes de los superiores, les marcan sus días de vacaciones u ocupan otros puestos de trabajo de manera puntual. Esto es la relación de dependencia, y si le ocurre a una persona, puede que sea un falso autónomo.

– No escogemos lo que ingresamos

Si la empresa determina el sueldo, la persona es asalariada y, por tanto, se volvería a incurrir en un caso de falso autónomo.

Toda persona que no cumpla con estos tres requisitos estará con casi toda seguridad en una situación de falso autónomo, lo que tiene una serie de perjuicios para el trabajador:

¡Ey! Vende millones de euros en internet con estos pasos... 👇👇👇

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

– Mismas obligaciones que el resto de la plantilla, aunque pague su propia cotización a la Seguridad Social.

– No tiene los derechos reconocidos por el convenio del sector donde esté trabajando.

– No tiene el derecho a vacaciones pagadas. De hecho, no cobra ningún día que no haya trabajado.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

– Siempre existe el riesgo de ser despedido cuando quiera la empresa, sin causa y sin indemnización ni finiquito.

Ejemplos de este tipo de profesionales

Hay que decir que esta situación es complicada de comprobar a simple vista, ya que son asuntos que se tratan de manera interna. No obstante, la era digital y la competencia laboral nos han llevado a este tipo de situaciones, las cuales en muchas ocasiones se disfrazan con vocabulario poco convencional para tratar de convencer a la persona, que en la mayoría de las ocasiones necesita el trabajo para subsistir.

🔥🔥🔥 No te pierdas...  Herramientas digitales para pymes y autónomos

Por ejemplo, hay que resaltar los casos los repartidores de Glovo o Uber Eats, los cuales ven ofertas que destacan la libertad de horarios pero no mencionan este embrollo documental.

Así, poco a poco se va normalizando esta precariedad en una sociedad en la que existen estos profesionales en todo tipo de sectores, desde el transporte y la logística hasta los medios de comunicación.

Incluso, este crecimiento ha sido tan pronunciado que en la actualidad podemos hablar de en torno a un cuarto de millón de falsos autónomos en nuestro país.

Además, un contrato como autónomo carecería de validez a efectos jurídicos, ya que la empresa siempre puede decir que son trabajadores por cuenta propia en lugar de ajena, volviendo al aspecto del nulo respaldo de la compañía.

¿Qué debemos cuidar para no infringir la ley?

Esta situación ha ido tan deprisa que hasta la llegada del Plan Director por el Empleo Digno no había ningún documento oficial que citara la figura del falso autónomo. Así, el primer día de enero de 2019 quedó establecido mediante el Real Decreto-Ley 28/2018, de 28 de diciembre, que las empresas que contratasen a estas personas podrían sufrir multas de hasta 10 000 euros.

Ahora bien, como la tesitura actual es bastante complicada, hemos de tener cuidado para no infringir la ley si trabajamos de acuerdo a esta modalidad. Por ejemplo, muchas veces se aceptan el trabajo y las condiciones de la empresa, pero si la persona se encuentra en una situación complicada con la empresa o se ve engañada, puede acudir a asociaciones especializadas que le brinden más información al respecto.

🔥🔥🔥 No te pierdas...  ¿Pueden los autónomos contratar a un familiar?

Un falso autónomo, aunque tenga una vinculación con la empresa que ha quedado estipulada en un contrato de trabajo, tiene que seguir pagando las cotizaciones pertinentes que se derivan de ser un autónomo como tal. Es, decir, hay que seguir cumpliendo con las obligaciones fiscales del pago de los impuestos y con la cotización a la Seguridad Social.

Con ello estaríamos actuando dentro de la ley y siempre teniendo en cuenta que la legislación es muy cambiante ante un panorama tan dinámico. Sin embargo, si una persona detecta que puede estar en esta situación, puede buscar una salida amistosa con la empresa o bien presentar una denuncia, la cual puede realizar de dos formas distintas:

– Interposición de una denuncia ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social para destapar las condiciones laborales que sufre.

– Interposición de una demanda ante el Juzgado de lo Social para tratar de recuperar el dinero pagado por la misma persona en concepto de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social.

En definitiva, con todos estos aspectos hemos descrito puntualmente a los falsos autónomos, los cuales son unos profesionales relativamente recientes que han surgido para formar parte de un mercado de trabajo dinámico y cambiante, pero que su vez pelean por tener un empleo digno y de calidad.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (2 Reviews)

¡Envía a quien quieras!