Lean Manufacturing para mejorar tu producción

Lean Manufacturing, todo lo que hay que saber

Minimizar las pérdidas en una empresa y optimizar la rentabilidad, la eficacia y la satisfacción del cliente es posible. Lo es gracias, entre otras cosas, al lean manufacturing. Pero ¿qué es? En líneas generales se trata de un modelo de gestión basado en una administración eficiente, que prescinde de procesos innecesarios, producción excesiva y no planificada, y tiempos de espera que suponen costes adicionales. Además, analiza toda la cadena de suministro para detectar puntos de mejora y evitar errores sistémicos.

Este modelo, nacido en el sector automovilístico, podemos extrapolarlo a otros sectores industriales y comerciales.

Qué es lean manufacturing

Es una filosofía de trabajo que busca incrementar la productividad y la calidad en la prestación de un servicio o la fabricación de un producto, al tiempo que se eliminan las partes del proceso productivo que no aportan valor.

Con ello se busca la mejora y optimización de los resultados, ahorrando en procesos que no generen valor o supongan una pérdida de tiempo y fomentando la creatividad y la agilidad en la producción.

Esto implica un análisis de los sistemas y protocolos de trabajo, para evitar, por ejemplo, dilataciones en el tiempo de entrega de los pedidos, mala gestión de las devoluciones y número de casos en que se producen pérdidas tangibles, como extravíos de una mercancía. Estos hechos, habituales dentro de una empresa, suman a lo largo del tiempo cuantiosas pérdidas.

El objetivo final del lean manufacturing es optimizar toda la gestión, aumentar la agilidad y la coordinación y evitar duplicidad en competencias o tareas, como parte de una estrategia de aumento de la calidad y la satisfacción del cliente.

Lo podemos entender como una manera de hacer las cosas, de trabajar en equipo y de agilizar todos los departamentos de una empresa. Esta filosofía puede ser entendida como una transformación empresarial con fines inteligentes y beneficiosos para todos.

Con los datos en la mano, la implementación del Lean supone una reducción de los costes en las compras y en los procesos de producción de entre un 20 y un 50 %. Estos porcentajes no son nada despreciables si se hacen las cuentas. Por otra parte, son consecuencia lógica de esas mejoras ya mencionadas:

1. El aumento de la eficacia

Siempre será valorada muy positivamente por parte del cliente. La mejora de sus experiencias de compra aumenta el volumen de negocio.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

2. La eficiencia

Eficiencia aplicada al uso de los recursos. Un mejor uso de los recursos supone un ahorro en los costes. Esta es una ecuación sencilla que, curiosamente, no siempre es llevada a la práctica por parte de las empresas.

3. Innovación

La apuesta por la innovación es siempre la mejor manera de contar con los elementos a la hora de conseguir esa optimización, que solo puede sumar en todos los aspectos.

Qué puede hacer este modelo de gestión por una empresa

Se puede decir que el lean manufacturing pone en valor el factor humano de una empresa. Este se considera como el más importante capital de un negocio, capaz de hacer que disminuyan los costes y aumente la rentabilidad. Estos dos aspectos inciden en el crecimiento y en las posibilidades de diferenciación de una marca.

El lean conseguirá que una empresa no solo sea más competitiva, sino que lo parezca, otra cuestión esencial en el panorama empresarial de hoy en día.

El sistema de producción de Toyota, el inicio de esta filosofía

En este caso no se trata de un ejemplo, sino del germen de este sistema de gestión. Se trata de una serie de técnicas que se pusieron en marcha durante los años 50. Esto llevó a la industria japonesa a marcar la diferencia. Fabricar solo bajo demanda fue el secreto de un modelo de negocio del que nació esta filosofía y que hoy es la base para empresas de todos los sectores.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

Nike o Seat, algunos de los seguidores

La conocida marca Nike nos aporta uno de los ejemplos más claros de todo lo que el lean puede hacer por una empresa. En este caso, la aplicación de un modelo productivo con estas características supuso, entre otras cuestiones, la disminución de los plazos de entrega. Este hecho reportó cuantiosos beneficios.

Una reducción de estos plazos en un 40 % supuso un aumento en la productividad de Nike de hasta un 20 %.

En el caso de Seat, la empresa automovilística llegaba a ganar un galardón en 2013 por la implantación de este tipo de gestión y por la optimización en sus métodos de producción y en sus niveles de productividad.

Estos son solo dos ejemplos de una lista infinita de empresas, que ya se han sumado a este modelo de gestión, para dar un giro en la forma de trabajar, con la meta de conseguir un aumento en la producción. No obstante, la aplicación del lean no solo afecta a esa productividad. También supone las siguientes consecuencias:

1. Eliminar los excesos producción, uno de los problemas más extendidos en una empresa.

2. Disminuir los tiempos de espera. Está demostrado que la agilización en la tramitación de los pedidos supone una serie de ventajas, entre ellas el aumento de conversiones.

3. Optimizar el transporte.

4. Eliminar los excesos de trámites. La mejora en la comunicación tendrá esta consecuencia, entre otras muchas. Evita duplicidades en los procedimientos.

5. Aumentar el control sobre el inventario.

6. Vigilar y ahorrar movimientos innecesarios.

7. Reducir la cantidad de defectos que puedan afectar a distintas áreas de un negocio.

8. Sacar el máximo partido del personal de una empresa.

La implementación de este sistema se deja notar de manera inmediata. Si cada empresa se para a analizar todos los procesos que se desarrollan en su seno, puede detectar puntos de mejora.

El lean manufacturing, en definitiva, es un modelo de gestión que busca eficacia, coordinación, agilidad y predictibilidad, a la vez que creatividad para solucionar los problemas imprevistos que se nos presentan. Lo que no es necesario se elimina, estudiando, además, la cadena de suministro en toda su extensión y otorgando fluidez a todas las operaciones, trabajando sobre demanda y apostando por la consecución de los más altos estándares de calidad en la gestión.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (1 Review)

¡Dale caña y haz que se enteren!