Todo sobre el permiso de maternidad y paternidad

El permiso de maternidad y paternidad es uno los elementos que han provocado más polémica en los últimos años en España, tanto a nivel laboral como social.

En la actualidad, el país está inmerso en un proceso que va a llevar a la unificación de bajas por el nacimiento de un niño tanto para el padre como para la madre. Por esta razón, es importante que conozcamos las claves de este permiso tanto en el caso de la maternidad como en el de la paternidad.

El permiso de maternidad en la actualidad

La prestación de baja por maternidad está gestionada por la Seguridad Social y pretende compensar los días que una mujer cesa de su trabajo por dar a luz un hijo, adoptarlo o acogerlo. En España, el permiso para la madre después tener a un bebé es de 16 semanas.

Los requisitos necesarios para la solicitud

Todas las mujeres que tienen un hijo pueden acceder a esta prestación, ya sean trabajadoras autónomas o empleadas por cuenta ajena. Para ello, deben estar afiliadas a la Seguridad Social y tener un período mínimo de cotización si son mayores de 21 años. Este será de:

· 90 días cotizados, si tienen entre 21 y 26 años

· A partir de los 26 años, deberán haber cotizado 180 días en los últimos 7 años o 360 en toda su vida laboral.

Es importante que señalemos que, si no se cumple con el tiempo de cotización exigido, se puede solicitar el subsidio no contributivo por maternidad, que solamente se concede en caso de nacimiento. En este caso, solamente dura 42 días, incrementables con 14 más en el caso de familias numerosas, monoparentales, con parto múltiple o en las que la madre o el bebé tienen una discapacidad mínima de un 65 %.

¿Cuánto dura el permiso de maternidad?

La duración de la baja maternal es de 16 semanas, que pueden aumentarse en 2 más en situaciones específicas, como un parto, adopción o acogimiento múltiple. También se incrementa en hasta 13 semanas si el niño tiene que estar hospitalizado después de su nacimiento.

Las vacaciones y la baja maternal

Una de las grandes dudas en torno al permiso maternal es qué sucede con las vacaciones de la mujer que va a ser madre, si estas coinciden con el período de baja. En este caso, la empleada puede disfrutarlas en otro momento del año. De hecho, ni siquiera tiene que preocuparse porque se pierdan si acaba el año natural correspondiente, según el Estatuto de los Trabajadores.

¡Ey! Vende millones de euros en internet con estos pasos... 👇👇👇

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Además, hemos de tener en cuenta que las vacaciones se siguen generando aunque se esté de baja. Siempre acabarán siendo de 30 días naturales aunque la madre esté de permiso maternal.

El importe de la baja maternal

Las mujeres que se acogen a un permiso de maternidad cobran la base reguladora completa de su nómina a fecha del inicio de su baja. Además, hay que tener en cuenta que los partos, adopciones o acogimientos múltiples tienen un subsidio especial por cada niño, por una duración de 6 semanas inmediatas al nacimiento.

El pago de esta prestación se realiza a mes vencido, y habitualmente se ingresa el último día hábil del mes.

Cómo se solicita la prestación

La baja por maternidad puede solicitarse el primer día después del nacimiento en la Seguridad Social, ya sea presencialmente o a través de su web. Para ello, habrá que presentar la siguiente documentación:

· El modelo oficial de solicitud

· El DNI

· El informe de maternidad expedido, en el caso de que la trabajadora deba iniciar su descanso antes del parto

· El libro de familia o el certificado de la inscripción del hijo en el Registro Civil

Permiso de maternidad para autónomas

Las mujeres que trabajan cuenta propia y que quieran solicitar la baja por maternidad deben cumplir con los siguientes requisitos:

· Tener los mismos períodos de cotización que las trabajadoras por cuenta ajena

· Estar afiliadas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en situación de asimiladas

En este caso, las prestaciones que recibe una madre que acaba de tener un hijo incluyen:

· El 100% de la base reguladora por la que se cotiza, que también se recibirá en el caso de que la madre deje de trabajar antes del parto por cuestiones de salud

· La bonificación de las cuotas durante el tiempo de baja

· La bonificación de las cuotas completas de la Seguridad Social en el caso de que se contrate a una sustituta durante la baja

Madres en el paro

Las mujeres que están cobrando una prestación de paro por parte del Servicio Público de Empleo cuando dan a luz a un niño pasan a percibir el subsidio por maternidad por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Por lo tanto, no perderán los días de subsidio de desempleo a los que tienen derecho. De hecho, cuando se acabe su baja maternal, deben volver al SEPE para seguir cobrando su subsidio de paro.

IRPF en la prestación por maternidad

La sentencia del Tribunal Supremo del 5 de octubre de 2018 declaró que las prestaciones de maternidad estaban exentas de tributar el IRPF. Por lo tanto, las madres que lo pagaron a partir del 2014 pudieron reclamar este importe. En la actualidad, ya no se paga esta tasa.

Lactancia materna

Otro de los aspectos a tener en cuenta cuando una madre trabajadora acaba de tener un hijo es el permiso por lactancia materna. Consiste en una hora al día de ausencia del trabajo, que puede dividirse en dos fracciones horarias.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

Este permiso es un derecho individual de todas las mujeres trabajadoras, que pueden gestionar a su interés. De hecho, pueden sustituirlo por una reducción de jornada laboral o ir acumulando horas. De esta manera, se puede alargar la lactancia materna en jornadas completas. Las madres pueden gestionar este permiso según su conveniencia para lograr optimizar tanto su horario laboral como sus responsabilidades como madres en cuanto a la atención básica del niño, teniendo en cuenta también las necesidades de la empresa.

El permiso de paternidad en el 2020

El 1 de enero del 2020 entró en vigor el permiso de paternidad de 12 semanas de duración, del que pueden disfrutar todos los hombres cuyos bebés hayan nacido a partir de esta misma fecha. Se trata, en teoría, de un primer paso para que en el 2021 padres y madres vean equiparados sus permisos por tener un hijo en 16 semanas cada uno.

¿Cómo funciona?

Aunque el padre tiene derecho a disfrutar de 12 semanas, debe saber que las 4 primeras tiene que cogerlas inmediatamente después del nacimiento del bebé. Para las restantes, puede elegir el mejor momento, teniendo en cuenta que debe emplearlas dentro del primer año de vida del niño. Igualmente, hay que tener en cuenta que se trata de un permiso intransferible. Por lo tanto, no lo puede ceder a la madre para que pase más días junto a su bebé.

Por supuesto, este permiso está retribuido totalmente para los trabajadores de cualquier empresa. Se incluyen todos los conceptos de la base reguladora en estas cantidades, que además están exentas de IRPF. De todos modos, la prestación no incluirá plus de transporte, dietas u otros conceptos extraordinarios que cobre el padre, por mucho que formen parte de su última nómina.

Es importante señalar que la entrada en vigor de este permiso de 12 semanas supone la desaparición del anterior “permiso de nacimiento”, que duraba 2 días y corría a cargo de la empresa. Ahora, el permiso de paternidad se inicia desde el mismo día del nacimiento de la criatura.

En el caso de que la paternidad tenga lugar por adopción o acogimiento, los permisos en este 2020 serán de 8 semanas ininterrumpidas y obligatorias. Además, ambos progenitores deberán repartirse un total de 20 semanas en los primeros doce meses después de que se establezca la paternidad por resolución judicial, teniendo derecho cada uno de ellos a un máximo de 10.

¿Qué requisitos son necesarios?

Todos los trabajadores tienen derecho a tener este permiso. Tan solo deben cumplir estos requisitos para solicitarlo:

· Estar de alta en la Seguridad Social

· Tener cotizados un mínimo de 180 días en los últimos 7 años o 360 a lo largo de toda su vida laboral

Proceso de solicitud

La solicitud de este permiso se inicia con una baja laboral del padre por parte de la empresa, en la que debe constar su última nómina. Con esta documentación, el padre deberá ir a una oficina de la Seguridad Social a rellenar el modelo de solicitud correspondiente. También deberá adjuntar los siguientes documentos:

· Certificado de nacimiento

· DNI

· Libro de familia

· Número de cuenta para recibir la prestación

¿Qué ocurre si el niño está hospitalizado?

El decreto ley que recoge el permiso de paternidad para el 2020 también tiene en cuenta un posible caso de hospitalización del bebé recién nacido. Si esto sucede, y se prolonga por lo menos 7 días, el padre puede solicitar un incremento de las semanas de permiso, hasta un máximo de 13 adicionales.

Permiso para autónomos

Al igual que ocurre con los empleados de una empresa, los hombres que trabajan como autónomos también tienen derecho a 12 semanas de permiso. En este caso, deben cumplirse los siguientes requisitos:

· Estar dado de alta en el régimen de autónomos cuando se solicite la baja

· Haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 7 años o 360 a lo largo de toda la vida laboral

· Tener actualizados los pagos de la cuota de autónomos. Si no es así, se dispone de 20 días para regularizar las deudas

· Tener el alta en Hacienda

· Comunicar el nacimiento, adopción o acogida en los primeros 15 días en que se produzca

Para los autónomos, la baja por paternidad representa cobrar el 100 % de la base de cotización y, además, una bonificación por el importe completo de la cuota que pagan mensualmente durante toda la baja paternal, y siempre que la duración del permiso sea de mínimo 4 semanas.

Al igual que ocurre con los empleados de una empresa, el cobro de la prestación de baja por paternidad está exento de IRPF.

El pago del IRPF en los permisos de paternidad

En el año 2018, el Tribunal Supremo decretó que la baja por maternidad está exenta de IRPF, aunque no indicó nada acerca de lo que ocurría en el caso de los padres. En cambio, el Ministerio de Hacienda sí que estableció que los padres que cobraron la prestación desde el año 2014 podrán acogerse a la devolución del IRPF.

Los permisos de maternidad y paternidad en el 2021

El decreto ley promulgado por el gobierno en el año 2019 prevé que en el 2021 los dos progenitores tendrán sus permisos correspondientes en las mismas condiciones económicas y de duración de tiempo. Además, estas bajas no podrán transferirse entre los miembros de la pareja.

La baja por maternidad en el 2021 se iniciará con 6 semanas ininterrumpidas inmediatas al nacimiento del niño. Las otras 10 deberán tomarse a lo largo del primer año del niño o de la adopción. Es importante señalar que las primeras semanas deben disfrutarse en jornada completa, mientras que el resto pueden distribuirse en jornada completa o parcial, dependiendo de las necesidades de conciliación de los padres.

Se espera que estas medidas ayuden a que las madres no tengan que renunciar a su trabajo después de dar a luz, algo que hoy en día sucede en más del 50 % de los casos. El objetivo de la corresponsabilidad paternal es uno de los ejes para lograr que el mercado laboral dé las mismas oportunidades a hombres y mujeres.

El permiso de maternidad y paternidad es un derecho ineludible de los trabajadores, sean por cuenta ajena o autónomos. Facilitar la conciliación familiar de hombres y mujeres al mismo nivel es esencial para que ser madre no tenga que significar renunciar a la carrera profesional para cuidar del bebé. Conocer las características de estos permisos en la actualidad es esencial para que todos sepan cómo gestionar la creación de su propia familia.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (2 Reviews)

¡Envía a quien quieras!