¿Pueden los autónomos contratar a un familiar?

¿Pueden los autónomos contratar a un familiar?

Cuando los trabajadores autónomos comienzan a crecer, lo primero que piensan es en rodearse de personas de confianza. 

Sus familiares son siempre una de las opciones a la hora de ampliar plantilla.

Pero ¿cómo pueden contratarlos?

Te lo contamos a continuación.

¿Bajo qué figura puede un autónomo contratar a un familiar?

Un autónomo que contrate a un familiar está obligado a que cotice como autónomo colaborador. Es decir, es un familiar directo del autónomo titular y trabaja para él o ella.

Estos son los requisitos para cotizar como tal que debes conocer:

– Ser familiar directo como ascendientes, descendientes o cónyuge del empresario o cualquier otra figura con un segundo grado de afinidad o consanguinidad o adopción.

– Que esté ocupado de manera habitual en el centro de trabajo y no se trate de una colaboración puntual.

En el caso de los autónomos societarios, que solo ejerzan su actividad a través de su S.L., no pueden contratar.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Cuando se trata de parejas de hecho, es un requisito indispensable la convivencia en el mismo domicilio.

Por otro lado, se recoge en el Estatuto del Trabajo Autónomo que los menores de 16 años no pueden ejecutar ninguna actividad profesional general, incluida el trabajo autónomo. Tenlo presente.

¿Tienen algún tipo de bonificación los autónomos colaboradores?

Si no eres un autónomo societario, los autónomos colaboradores de un autónomo individual tienen derecho a las siguientes bonificaciones cuando no han estado dados de alta como autónomo en los 5 años previos:

– Bonificación del 50 % de la cuota durante 18 meses tras el alta.

– Bonificación del 25 % entre los meses 19 y 24.

El objetivo de este tipo de ayudas es favorecer la cotización de hijos o cónyuges que no están cotizando en la actualidad, a pesar de trabajar en el negocio familiar tras las dificultades económicas de los últimos años en los negocios pequeños.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

¿Cómo dar de alta a un autónomo colaborador?

No es necesario el alta en Hacienda, tan solo hay que darlo de alta en la Seguridad Social como familiar colaborador, por lo que el trámite es muy sencillo.

Debes presentar el modelo TA0521/2, copia del alta en Hacienda del familiar titular del negocio, DNI y libro de familia.

Impuestos de los autónomos colaboradores

Al no ser un tributario obligado en Hacienda, se está exento de las obligaciones fiscales trimestrales. Es decir, solo tú, como titular del negocio, estás obligado a presentar las declaraciones del trimestre correspondientes al IVA y al IRPF.

El familiar colaborador solo deberá presentar anualmente su declaración correspondiente al IRPF y pagar los impuestos que correspondan en base a sus ingresos anuales, que tendrán que estar justificados mediante nóminas o recibos.

¿Cuáles serían las obligaciones del autónomo titular?

Sus responsabilidades son las mismas que con cualquier otro trabajador:

– Pagar de forma subsidiara las cotizaciones a la Seguridad Social. Es decir, el pago corresponde al autónomo colaborador, pero se le pueden solicitar responsabilidades al autónomo titular, en última instancia. De hecho, el pago de dicha cotización se puede efectuar desde la misma cuenta que el autónomo titular.

– Pagar su salario y entregar la nómina correspondiente, en función de la categoría profesional y el convenio de aplicación.

– Contabilizar estas partidas como gastos deducibles a efectos de calcular el rendimiento en las declaraciones propias de impuestos. Es decir, el autónomo titular tendrá un gasto adicional, pero sus obligaciones fiscales no varían.

¿Es posible contratar a un hijo en el régimen general?

Si hablamos de los hijos menores de 30 años, puedes contemplar la opción de darles de alta en el Régimen General o como autónomos colaboradores, aunque convivan en el mismo domicilio. La particularidad de esta situación es que, aunque tu hijo esté dado de alta en el Régimen General, no tendrá una cobertura por desempleo.

La legislación se amplió en enero de 2010 y, desde entonces, permite contratar en estas condiciones a hijos mayores de 30 años que tengan dificultades especiales para su inserción laboral. Concretamente para aquellas personas con una discapacidad sensorial o física superior al 65 % o una discapacidad mental con un grado igual o superior al 33 %.

Bonificaciones en caso de contratar a familiares

El 11 de octubre de 2017 se aprobó la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo en el Senado, la cual hace posible que los autónomos puedan contratar a hijos, padres, cónyuges, suegros, yernos, abuelos, hermanos, nueras y nietos con un 100 % de bonificación de la cuota empresarial por contingencias comunes durante el primer año, si la contratación es indefinida.

Las contrataciones, en este caso, no estarían limitadas por el perfil del empleado o la cantidad. Ya que anteriormente tan solo se podía contratar a un menor de 45 o un joven de hasta 30 años.

El requisito para formalizar este tipo de contratos es que no exista en los 12 meses previos un despido improcedente y que el contrato se mantenga durante seis meses tras el período bonificado.

Conclusión

Por lo tanto, es posible que los autónomos puedan contratar a sus familiares para que formen parte del negocio.

Ya sabes cómo.

Nos vemos en la próxima  😀

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
0/5 (0 Reviews)

¡Dale caña y haz que se enteren!