¿Qué dice la ley sobre el teletrabajo?

El teletrabajo ha experimentado una expansión sin precedentes como consecuencia de la paralización de toda la actividad no esencial durante el confinamiento por la COVID-19.

Si antes de la pandemia el porcentaje de trabajadores que prestaban su función a distancia era del 5 %, actualmente se sitúa en un 34 %.

Tal y como explicamos en este artículo, el Gobierno se encuentra trabajando en una ley para regular esta modalidad y establecer los derechos y deberes de todas las partes que intervienen.

¿En qué se basa la ley del teletrabajo?

Esta normativa ya fue planteada tímidamente durante el pacto de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. En este acuerdo, se hacía referencia a la necesidad de reconocer derechos como la conciliación o la desconexión digital por parte de los trabajadores. Sin embargo, la situación actual ha obligado a acelerar el proceso.

De esta forma, el Gobierno está trabajando junto con los sindicatos y la patronal para llegar a un acuerdo que regule todos los aspectos del trabajo a distancia, así como otros que causaron confusión durante la pandemia.

En este sentido, estipulará quién se debe hacer cargo de los equipos informáticos y cómo se controlará el horario, entre otros aspectos.

¿Qué cambiará con la nueva ley?

En esta sección, detallamos algunos de los componentes principales del nuevo texto, que será aprobado, previsiblemente, este mismo mes mediante real decreto ley.

Definición

Una de las principales demandas de los agentes laborales era definir qué era trabajo a distancia y qué no lo era. La intención inicial del Gobierno era considerarlo cuando se prestaran las funciones de forma no presencial durante, al menos, un día a la semana (20 % de la jornada semanal). No obstante, el nuevo texto elevó el porcentaje a un 30 %, que se corresponde con dos días a la semana.

Derecho a la desconexión

Las medidas que protegerán este derecho variarán dependiendo de la empresa, pues formarán parte del acuerdo entre empleador y personal. Sin embargo, sí se recoge que el empresario deberá limitar el uso de medios tecnológicos durante el periodo de descanso de sus trabajadores.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Control de jornada

Se reconoce, igualmente, el derecho de la empresa a controlar que los empleados estén cumpliendo sus horarios. Cabe destacar que, de todos modos, los negocios ya estaban obligados a proporcionar medios para registrar la jornada. Sin embargo, se añade que cualquier medida de supervisión deberá respetar la dignidad del trabajador.

Equipamiento

Esta era una de las dudas más extendidas durante la pandemia, pues multitud de trabajadores se vieron obligados a utilizar sus ordenadores portátiles o teléfonos móviles. A este respecto, una de las secciones de esta ley estipula que no se podrá obligar a los trabajadores a instalar ninguna aplicación en dispositivos de su propiedad. Por tanto, los medios deberán ser cedidos por la empresa.

Derechos del trabajador

Uno de los puntos principales hace referencia a que el empleado que preste sus servicios a distancia disfrutará de los mismos derechos que los que acudan presencialmente a su puesto, a excepción de aquellos que sean inherentes al trabajo convencional. De igual modo, no se pueden ver perjudicadas las nóminas ni aumentada la cantidad de horas.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

Voluntariedad

La empresa no podrá, bajo ningún concepto, obligar al personal a trabajar a distancia. Se requerirá, para ello, un acuerdo escrito y firmado entre ambas partes. De la misma forma, se contempla la posibilidad de la reversibilidad, es decir, que se podrá volver a la modalidad presencial en cualquier momento si alguna de las dos partes lo decide.

Protección de datos

La empresa tendrá la obligación de respetar al máximo los datos personales de la plantilla y de tenerla informada acerca de cómo son tratados sus datos. Los empleados, por su parte, no podrán violar las normas de confidencialidad de la compañía y se regirán por las normas que haya dictado la empresa para tal fin.

Horario

Anteriormente, el borrador de ley reconocía el derecho de los trabajadores a tener un horario flexible. Sin embargo, esta sección fue diluida para establecer que una parte de la jornada será impuesta y otra se pactará en función de la disponibilidad del trabajador y las necesidades del empresario.

Adaptación

En caso de que algún miembro del personal se niegue a teletrabajar, no será causa de despido. Tampoco se podrá prescindir de sus servicios en la empresa si no es capaz de adaptarse. Del mismo modo, estos supuestos no serán motivo para modificar significativamente las condiciones laborales.

Personal de la Administración pública

De acuerdo con el Gobierno, este tipo de trabajadores (junto con los funcionarios) quedarán excluidos de la nueva normativa. Esto se debe a que la intención es crear una específicamente para este tipo de empleados. Mientras tanto, la directiva es guiarse por el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores.

Gastos indirectos

El incremento en los gastos derivados de esta práctica (electricidad e internet) fue asumido durante el confinamiento, mayoritariamente, por los trabajadores. Ahora, la ley contempla la posibilidad de que el empresario y su empleado lleguen a un acuerdo sobre quién asume los gastos.

¿Cómo se deben adaptar las empresas a la nueva ley?

Además de guiarse por los mandatos que hemos expuesto, los negocios deberán pactar con sus empleados para determinar la manera en la que se implantará (si procede) el teletrabajo. Este tipo de acuerdos serán notificados a la autoridad de empleo en un plazo de 10 días tras su realización.

El contenido obligatorio de dicha comunicación incluye:

– Quién se hará cargo de los gastos indirectos (en caso de que sean ambos, la cantidad que corresponde a cada uno).

– El nuevo horario de trabajo.

– Los días que se trabajará de manera presencial y los que se hará a distancia.

– Los medios tecnológicos que se proporcionen a los empleados y su vida útil.

En definitiva, la nueva ley del teletrabajo responde a una demanda de los agentes sociales para regular una práctica que anteriormente no gozaba de una gran extensión en nuestro país, pero que se considera imprescindible para adaptarse a las nuevas circunstancias del mundo poscovid.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (2 Reviews)

¡Dale caña y haz que se enteren!