¿Qué es capitalizar el paro y cómo solicitarlo?

Quien se encuentre en situación de desempleo con derecho a percibir una prestación contributiva y tenga la intención de montar un negocio por cuenta propia o participar en una cooperativa, sociedad laboral o mercantil puede solicitar el pago único de la cantidad que le falte por cobrar.

Es lo que conocemos como capitalizar el paro y en este artículo vamos a explicar de qué se trata, cuál es el procedimiento a seguir para tramitarlo, qué documentación es necesaria y qué requisitos se deben cumplir para poder acceder a esta oportunidad.

¿Quién tiene derecho a capitalizar el paro?

La capitalización de la prestación consiste en percibir en un solo cobro el montante total con el fin de aprovechar un impulso con el que iniciar una actividad profesional. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) persigue con esta iniciativa fomentar el autoempleo. Tienen derecho a reclamar este pago único todos aquellos desempleados que estén cobrando dicha pensión retributiva por finalización de la relación contractual con su anterior empleador y que demuestren que necesitan ese capital para poner en marcha su proyecto empresarial.

Nos referimos, concretamente, a quienes pretendan integrarse en una cooperativa o una sociedad laboral ya constituida, convertirse en trabajadores autónomos o efectuar una aportación de capital a una sociedad mercantil de reciente constitución, o creada en un plazo máximo de los 12 meses anteriores a la fecha de la mencionada inversión.

Debemos subrayar, asimismo, que los autónomos dependientes quedan eximidos. Es decir, aquellos que pretendan firmar un contrato con una empresa con la que hubiesen mantenido una relación laboral inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo u otra que pertenezca al mismo grupo empresarial. Tampoco tendrán derecho a esta capitalización quienes hayan compatibilizado su trabajo por cuenta propia con el cobro de la prestación contributiva en los 24 meses anteriores a la solicitud.

La relación contractual que origina el derecho a prestación debe estar completamente extinguida. Por tanto, no podrán ser beneficiarios del pago único quienes estén sujetos a un ERE de suspensión o reducción de jornada ni tampoco los trabajadores fijos discontinuos.

¿Qué requisitos generales se establecen?

Encontramos una serie de requisitos de carácter general que el SEPE establece para poder acceder a este pago único de la prestación contributiva por desempleo. Son los siguientes:

– Ser beneficiario y tener pendiente de percibir al menos tres mensualidades al presentar la solicitud. En caso de que la situación de desempleo se haya producido por cese de actividad, a la persona solicitante ha de quedarle por cobrar un mínimo de seis mensualidades.

– No haber disfrutado el cobro de este pago único, en cualquiera de sus modalidades, en los cuatro años inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

– Comenzar la actividad empresarial en un plazo máximo de un mes a contar a partir de la fecha de la resolución en la que se conceda la capitalización. Por supuesto, ha de ser posterior a la solicitud, aunque es posible iniciar la actividad y darse de alta en la Seguridad Social una vez tramitada dicha instancia pero antes de que la respuesta en relación al pago se haya producido.

– Para capitalizar el paro en caso de que se haya impugnado por vía judicial el cese de la relación contractual que dio lugar a la situación de desempleo, habrá que esperar a que se resuelva el procedimiento legal para poder tramitar esta petición.

– En los supuestos en los que el pago único se reclama con el fin de convertirse en socio de una cooperativa, si dicha entidad contempla en sus estatutos la obligatoriedad de pasar un período de prueba, habrá que demostrar haberlo superado. La persona solicitante únicamente percibirá el ingreso cuando haya presentado ante el SEPE el acuerdo del consejo rector que certifique esta situación, aunque su derecho al pago único haya sido aprobado.

¿Qué cantidades se pueden cobrar?

Es importante que tengamos en cuenta que las cantidades a cobrar varían dependiendo de lo que pretendamos hacer con la capitalización. Conviene también que sepamos que, en caso de obtener el 100 % de este pago único, el ingreso percibido queda exento de IRPF. Tampoco hemos de pasar por alto que del montante desembolsado habrá que deducir el importe relativo al interés general del dinero, que será el correspondiente al momento en el que se tramitó la solicitud.

Trabajadores autónomos

Las personas que vayan a convertirse en trabajadores por cuenta propia disponen de las siguientes alternativas:

– Percibir la cantidad que justifiquen como inversión imprescindible para iniciar la actividad empresarial, con un límite del 100 % del valor de la prestación en el momento de la solicitud.

– Cobrar el importe total de la prestación contributiva pendiente con el fin de sufragar las cuotas mensuales a la Seguridad Social.

Socios y empleados estables de una cooperativa

Las opciones que tienen quienes vayan a emplear el dinero para convertirse en socios o empleados estables de una cooperativa son:

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

– Obtener la cantidad correspondiente a la cuota de ingreso y las aportaciones suscritas, tanto obligatorias como voluntarias, que hayan sido efectivamente desembolsadas y debidamente acreditadas. No se podrán financiar pagos aplazados o inversiones futuras.

En caso de que el dinero se destine a una aportación voluntaria, deberemos acreditar su afectación al capital social de la cooperativa presentando un certificado firmado por su órgano de gobierno. También un compromiso suscrito de que dicha aportación voluntaria permanecerá en la cooperativa el mismo tiempo que la obligatoria o al menos el que dure el derecho a la prestación contributiva en caso de haber sido extendida mes a mes. En este plazo hemos de poder acreditar la titularidad de la citada aportación voluntaria.

– Percibir el importe total pendiente para destinarlo al pago de las cuotas de la Seguridad Social.

Socios o trabajadores de una sociedad laboral

Estas son las posibilidades contempladas para tal situación:

– Obtener el dinero a desembolsar para adquirir las acciones o participaciones del capital social de la empresa. No se contemplan las ampliaciones de capital, los pagos aplazados o las inversiones futuras.

– Recibir la totalidad de la cuantía de la prestación pendiente para subvencionar las mensualidades de la Seguridad Social.

Socios o trabajadores autónomos de una sociedad mercantil

Quienes vayan a dedicar el pago único a convertirse en trabajadores autónomos socios de una sociedad mercantil recientemente creada o constituida en los 12 meses anteriores pueden percibir hasta el 100 % de la aportación al capital social.

En este último caso, debemos destacar como requisito indispensable que el solicitante vaya a poseer un control efectivo de esta sociedad o a desempeñar una actividad profesional en la misma y se produzca un alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

En los cuatro supuestos, si no se ha recibido el total de la cuantía por la prestación pendiente, se puede pedir de manera simultánea el abono del importe restante con el fin de destinarlo a satisfacer las cuotas de la Seguridad Social derivadas del desarrollo de la actividad.

La cuantía capitalizada podrá ser destinada, del mismo modo, al pago de otras tasas o tributos, así como a los gastos de constitución y puesta en marcha de la empresa. También al pago de servicios de asesoramiento o formación relacionados de manera específica con el carácter de la actividad que vayamos a emprender, que en el caso de los trabajadores autónomos y el de los socios de una sociedad mercantil se reduce hasta un 15 %.

Trámites que cumplir para capitalizar el paro

Las diligencias pertinentes hemos de llevarlas a cabo a través del SEPE. Podremos solicitar el pago único de la prestación en el momento del alta inicial, el de la reanudación del cobro o cualquier otro, siempre que se cumplan los requisitos que anteriormente hemos descrito en cada caso.

Es importante que justifiquemos con una memoria, la documentación y las facturas correspondientes la finalidad a la que dedicaremos la inversión. Dispondremos para ello de un plazo de un mes desde que percibimos la ayuda y, en caso de no hacerlo, el SEPE podría reclamarnos la devolución del dinero.

Capitalizar el paro no es incompatible con pedir otras subvenciones o ayudas siempre que no sean irreconciliables con esta prestación contributiva. La documentación que tendremos que presentar para formalizar la solicitud es la siguiente:

– Modelo oficial de impreso de solicitud del pago único.

– DNI, pasaporte, NIE, certificado de registro de ciudadano de la Unión Europea o tarjeta de identidad de extranjeto (TIE).

– Memoria explicativa del proyecto, salvo que se solicite la modalidad de subvención de las cuotas de la Seguridad Social.

– Certificado del consejo rector de la cooperativa u órgano de administración de la sociedad laboral o mercantil donde queden reflejados todos los detalles relacionados con las aportaciones de capital, identidad de los socios, condiciones laborales, alta en la Seguridad Social, inscripción en el Registro Mercantil o el Registro de Sociedades, etcétera.

La idea de capitalizar el paro nace como medida para fomentar iniciativas de empleo particulares. Supone una ayuda a tener en cuenta que, en muchos casos, puede ofrecer una garantía de viabilidad a numerosos proyectos. Por eso hemos de contemplarla si estamos dispuestos a emprender una nueva aventura empresarial y podemos ser beneficiarios de esta ayuda disponible.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (1 Review)

¡Dale caña y haz que se enteren!