¿Qué es la resiliencia y cómo puede ayudar al negocio?

En los negocios, en muchas ocasiones, las cosas no salen como esperamos. Cuando innovamos o emprendemos un proyecto, planificamos y analizamos los resultados.

Con posterioridad, como emprendedores podemos darnos cuenta de que, funcione o no la idea o el proyecto, nos hemos ido adaptando a las adversidades, extrayendo factores positivos y avanzando. A esto se le conoce como resiliencia.

Por ello, hoy contamos qué es y cómo puede ayudarte.

¿Qué es la resiliencia y su importancia en las empresas?

El ser humano tiene la capacidad de amoldarse a cualquier circunstancia, incluso a las más extremas o complicadas. Ante esta situación, podemos desarrollar una habilidad que aporte al autónomo o empresario una transformación que le permita superar los obstáculos desde un prisma positivo, algo que aportará un aprendizaje para toda la vida.

Esta cualidad es vital para decenas de organizaciones, puesto que todas, alguna vez, se van a enfrentar a crisis económicas, bajadas de las ventas o desastres naturales que afecten a su negocio. Esto es, se verán inmersas en situaciones que jamás imaginaron.

La capacidad de adaptarse es un herramienta imprescindible: cualquier escenario negativo puede revertirse sacando siempre de él una oportunidad para la mejora y el cambio. Todo emprendedor (obligado a convivir en entornos hostiles y conocer lo que es la inseguridad en el negocio) debe ser consciente de los fallos, las malas temporadas, las crisis y las adversidades. Ser competentes en un entorno de este tipo es muy importante. De hecho, la mayoría de proyectos empresariales que a día de hoy se conocen por su éxito pasó por una etapa resiliente.

La capacidad de adaptarnos a los cambios: cómo puede ayudarte en el negocio

Cuando llega una mala temporada al negocio, sobre todo cuando no se espera un descenso de las ventas o problemas económicos generales, una organización resiliente llega a tener una buena respuesta ante esta coyuntura adversa. No obstante, esto no significa que un negocio deba esperar a que ocurra un problema para actuar, sino que cada emprendedor debe tener previamente la capacidad (siendo conscientes de las herramientas, los aprendizajes y sus capacidades) de resolver de manera ágil y sin conflictos cualquier problema.

Cuando nuestra empresa está pasando por dificultades, no debemos caer en el error de “aguantar” y afrontar los problemas únicamente con ser positivos o no caer en la negatividad. Lo ideal es anticiparse a las crisis con un equipo que esté bien unido, que sepa identificar los posibles riesgos o crisis (internos o externos) y que conozca claramente los desequilibrios.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

Aplicando esta capacidad, además, se pueden llegar a controlar las emociones sin que ellas influyan en el negocio. Una persona o equipo que tenga claro qué es ser resiliente y cómo desenvolverse en este entorno no dejará que la ansiedad o el estrés llegue a dominar su trabajo. No se trata de que los emprendedores trabajen hasta cansarse, sino de que sean eficientes en los momentos más complicados.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

✅ Confianza en uno mismo

Todos los emprendedores, autónomos o socios deben confiar en sí mismos. En estos casos no se trata de ir “a ciegas” con el negocio, sino que cada uno debe ser capaz de decir cómo se siente, qué piensa, pedir lo que necesita o expresar todo tipo de ideas sin temores. Sin embargo, no todos tienen la confianza suficiente para enfrentarse a los problemas, por lo que será necesario trabajar para subir esa cualidad. ¿Cómo? Recordando la valía que tenemos, conociendo cómo hemos llegado hasta aquí, pensando en los logros y las dificultades pasadas que ya se superaron y en cómo se han superado las carencias.

Siempre, para no caer en la baja autoestima, hemos de pensar en un escenario de triunfo y mantener una actitud ganadora. Así, aplicando esta habilidad podremos conocer los fallos del negocio, salir de los problemas y aprender de los errores.

✅ Creación de red de apoyo

Pese a que son importantes la confianza y la autoestima en el negocio, conviene tener claro que la salida a los problemas siempre será con apoyo interno o externo. Nadie puede hacer frente a adversidades externas, como, por ejemplo, una crisis económica, por su propio pie.

Por este motivo, lo ideal es crear una red de apoyo emocional y profesional: personas que pueden aconsejarnos y en las que apoyarnos. Así, los problemas serán mucho más llevaderos, aunque antes hemos de identificar a las personas que apoyarán los pasos futuros. Estas personas pueden ser familiares, amigos de confianza o incluso trabajadores de la organización en los que podemos depositar la confianza.

✅ Anticipación a la crisis

Dado que no se debe caer en el error de “aguantar”, lo más importante es anticiparse a los problemas. Es ideal que toda organización o emprendedor sepa cuál es el entorno económico o social en el que trabaja o está situado, identificando en todo momento los factores que pueden desencadenar una crisis o una adversidad.

Cabe destacar que algunos problemas pueden ser internos (conflictos entre trabajadores, robos, mala administración o fallos en maquinaria), aunque también externos (problemas con el clima, crisis de crédito, de consumo, pandemias…). Una de las cualidades de la resiliencia es, consecuentemente, conocer a lo que cada uno se puede enfrentar y prepararse bien para que la organización salga adelante de la mejor manera posible.

✅ Objetividad, pero con prisma positivo

Las personas resilientes, además de seguras y creativas, son claramente objetivas. Eso sí, siempre desde un prisma positivo, por lo que también deben estar rodeadas de personas positivas. Un emprendedor o ejecutivo de empresa siempre se centrará en los aspectos positivos, por lo que tendrá en cuenta que, pese a tener un mala jornada o temporada, el futuro es prometedor. Para ello, es importante conocer las metas y las potencialidades.

La resiliencia es clave para superar los obstáculos y sacar partido de ellos. Conocer qué es puede ayudar al negocio de una manera importante y evitar que las crisis o las adversidades duren más de la cuenta. Eso sí, tenemos que ser conscientes de las capacidades que tenemos, además de tener confianza en nosotros mismos.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
4/5 (1 Review)

¡Dale caña y haz que se enteren!