Trámites para darse de baja de autónomo

Poner en marcha un negocio o empresa conlleva algunos quebraderos de cabeza, como los trámites, documentos, etc. Pero poner punto final al mismo, también. Darse de baja de autónomo en la Seguridad Social es un trámite que se puede realizar presencialmente o bien en la oficina virtual a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Poner fin a cualquier iniciativa emprendedora no es una tarea sencilla. Por un lado, nos encontramos con la desilusión o frustración al tener que cerrar un negocio en el que hemos invertido tiempo, esfuerzo y dinero. Por otra parte, está el complejo proceso administrativo y la burocracia estatal. Por esa razón, este artículo detalla los pasos a seguir para poder tramitar una baja como autónomo y que resulte lo más sencillo posible.

Trámites para darse de baja como autónomo

Al igual que cuando nos dimos de alta debemos efectuar la baja en Hacienda como en la Seguridad Social. Es un proceso bastante simple y rápido. Lo más recomendable es disponer del certificado digital para realizar los trámites telemáticamente sin ni siquiera salir de casa, evitando así la espera.

Para cursar la baja en la Seguridad Social (TGSS) hay que completar el Modelo TA.0521. Si se dispone de un certificado digital, se debe acceder a la sede electrónica y seguir la ruta ciudadanos / afiliación e inscripción / baja en el RETA.

Para garantizar la seguridad es necesario contar con un certificado reconocido y cumplir con ciertos requisitos técnicos. Antes de iniciar el procedimiento es aconsejable que se compruebe para evitar problemas.

En el caso de que no se disponga del certificado o sistema de usuario y clave, se deberá ir personalmente a alguna de las sedes de la TGSS para completar el modelo y solicitar la baja.

Para darse de baja como autónomo en la Agencia Tributaria se deben seleccionar los modelos 036 y 037 (versión simplificada del 036). A la hora de presentar una solicitud, se debe tener en cuenta si se está dado de alta en más de un epígrafe del IAE, porque hay que indicar la baja de las distintas actividades.

❤️ Popular:   Herramientas clave para pymes y autónomos

Además de solicitar la baja, se deben saldar las cuentas trimestrales y anuales. Por ejemplo, si la baja es a finales de enero se deberá hacer la liquidación de impuestos trimestrales de abril, aunque ya no se hubiera generado actividad alguna. Por ese motivo, lo más conveniente es cursar la baja tras el cierre de un trimestre para no tener que presentar los modelos más tarde.

Cursar la baja como autónomo societario

Los autónomos que se quieran dar de baja en una sociedad deben realizar muchos más trámites, que implican contratar los servicios de notarías y abogados. Además, habrá que dar de baja la empresa en el Registro Mercantil. Este proceso dependerá del tipo de sociedad y las causas de la baja. Por esa razón, hay que informar sobre el nombramiento o cese de administradores, liquidación de sociedades, operaciones de fusión o adquisición, liquidaciones de bienes, donaciones societarias, etc.

Cursar la baja de autónomos por jubilación

La edad de jubilación de los autónomos se establece actualmente en 65 años y 6 meses. Aunque esta franja de edad aumentará paulatinamente hasta situarse en 67 años para el año 2027. También se contempla la baja de autónomos por jubilación anticipada. Para ello, hay que tener 63 años y haber cotizado, al menos 35 años.

Asimismo, se puede prolongar la edad de jubilación y, de hecho, existen incentivos si así fuera. Por cada año extra trabajado se aumenta la pensión un 2 %. Este incremento llega al 2,75 % para los autónomos con más de 25 años cotizados y un 4 % para los que hayan realizado la carrera laboral completa.

Para tener una pensión por jubilación se debe haber cotizado como mínimo 15 años, dos de estos por trabajos que se hayan realizado en los últimos 15 años. La cuantía de la pensión dependerá de las cuotas que se hayan pagado y los años cotizados. Se obtiene el 50 % de la base reguladora por 15 años cotizados, llegando al 100 % de la base por la carrera laboral completa, 38 años y 6 meses cotizados.

Cursar la baja temporal como autónomo

Es posible cursar la baja de autónomo de forma temporal. Es bastante frecuente durante el verano, periodos de vacaciones o a causa de una enfermedad o accidente. Los autónomos que causen baja por incapacidad temporal (IT) tienen derecho a cobrar una prestación durante 12 meses, además se podría prorrogar a 6 más.

❤️ Popular:   ¿Pueden los autónomos contratar a un familiar?

Cuando una persona opta por darse de baja temporalmente dejará de pagar la cuota porque no se generan ingresos suficientes o no hay beneficios. Esta medida es habitual en profesionales que tengan beneficios menores o no se genere una actividad suficiente para cubrir los gastos derivados de ella.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que darse de baja como autónomo unos meses conlleva tramitar la baja, la pérdida de bonificaciones o reducciones que se estuvieran recibiendo. Asimismo, se contempla la imposibilidad de deducir gastos y tener que volver a realizar los trámites de alta cuando vayamos a retomar la actividad. Desde enero de 2019, los autónomos que estén de baja más de 60 días quedan exonerados de pagar la cuota, quedando la Mutua a cargo de ello.

Requisitos indispensables que se deben cumplir

Antes de proceder a la baja como autónomo es necesario cumplir con una serie de requisitos y algunas exigencias:

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

– No tener deudas con Hacienda o la Seguridad Social.

– Los trabajadores por cuenta propia que hayan tenido que actuar como administradores de sociedades o su cotización sea de un año para la prestación de cese de actividad, tendrán que proceder a realizar una escritura pública en la que se argumenten los motivos por los cuáles el profesional causa la baja.

– El plazo para darse de baja en la Seguridad Social es de tres días naturales.

– Por su parte, el plazo para solicitar la baja en Hacienda es de un mes cuando la causa para la baja es el cese de actividad o la disolución de sociedades. En caso de fallecimiento, los herederos disponen de 6 meses para tramitar la baja.

¿Cuántas veces puedo una persona darse de baja en autónomos?

Un autónomo puede darse de baja hasta en tres ocasiones en un mismo año. Al tramitarse la baja, la cotización mensual se paga por día efectivo de trabajo. Sin embargo, si la baja se realiza más de tres veces, entonces se deberá pagar la cuota completa.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que, si se paga la tarifa plana y se causa la baja, se perderá la ayuda. Además, recuerda que al darte de nuevo de alta cotizarás durante tu primer mes por los días cotizados. Según la normativa anterior, se tenía en cuenta el mes completo. Eso sí, hay que darse de alta antes de la fecha de inicio de la actividad económica.

❤️ Popular:   Falsos autónomos y cosas a saber sobre ello

Prestación extraordinaria para autónomos afectados por la COVID-19

La crisis sanitaria del coronavirus ha afectado a muchos trabajadores autónomos que se han visto obligados a darse de baja. Los trabajadores autónomos tendrán que cumplir estos requisitos:

– Estar afiliado y de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) o como trabajador por cuenta propia del Régimen Especial del Mar en la fecha en la que se declaró el estado de alarma (14 de marzo de 2020).

– No tener deudas u obligaciones con la Seguridad Social. Si existiera un aplazamiento de deuda, esta deberá estar fechada antes del 14 de marzo de 2020.

– La actividad fue suspendida según lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o su facturación se vio reducida al menos un 75 % en el mes anterior a su presentación, en relación con el promedio del semestre anterior.

El Real Decreto-ley 13/2020 indica que el reconocimiento a la prestación extraordinaria por cese de actividad se deberá solicitar hasta el último día del mes siguiente al que finalice el estado de alarma en los siguientes casos:

– Si el motivo es suspensión de la actividad, la fecha es el 14 de marzo, independientemente de cuándo se solicite.

– Si el motivo es reducción de facturación (75 %).

– Si la documentación fue presentada tanto en marzo o en abril, el beneficiario podrá optar por la prestación desde el día 14 de marzo del presente año.

– Si fuera el mes de mayo cuando se presentó dicha solicitud, el beneficiario podrá disfrutar de la prestación desde abril. En este caso, la reducción de su facturación se acredita sobre dicho mes.

– Si la solicitud fue presentada en junio, al beneficiario se le reconoce el derecho a la prestación desde este mes. Aunque la reducción en la facturación se acredita sobre el mes de mayo.

Siguiendo estos pasos que se han explicado seguro que darse de baja de autónomo es mucho más fácil y surgirán menos dudas al respecto. No obstante, siempre que sea complejo hacer el trámite online es mejor ser atendido en una oficina física o utilizar la atención telefónica.

5/5 (2 Reviews)
¡Dale caña y haz que se enteren!