¿Cuál es la mejor estrategia de precios para tu empresa?

Estrategia de precios para las empresas: ¿cuál es la mejor?

Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado hablar sobre la estrategia de precios que tiene una determinada empresa. Y es que muchas veces nos cuestionamos qué importe poner a un determinado producto o servicio. Para ello, existen algunas estrategias y vamos a contarte ejemplos y tipos que puedes llevar a cabo para cuantificar el valor de lo que ofreces.

¿En qué consiste una estrategia de precios?

Este concepto no es más que un conjunto de actividades y/o técnicas encaminadas a determinar el valor económico que tiene un determinado producto o servicio. Así, si, por ejemplo, has creado un curso de formación y quieres monetizarlo, podrás recurrir a algunas técnicas que se siguen para poner un importe económico a dicho producto.

Ahora bien, existen dos técnicas fundamentales para determinar el precio que poner a los bienes o servicios y eso no significa que tengas que adaptarte al mercado o a precios excesivamente abusivos, como veremos.

¿Cuáles son las principales estrategias que existen para poner precios?

Las estrategias más conocidas son dos: ajustar el precio al mercado o ajustar el precio al valor. La primera de ellas es probablemente la que más se ha utilizado a lo largo de los tiempos, pues consiste en la ley de la oferta y la demanda. Es decir, se basa en la media de un producto en el mercado y en si este tiene o no mucha competencia. Cuantas más personas demanden ese bien y mayor sea la competencia, menores deberán ser los precios. De forma análoga, cuanto menor sea la competencia y menos personas quieran adquirirlo, el precio podrá ser superior.

Sin embargo, la primera de las estrategias limita en muchas ocasiones la calidad de los productos y también de los servicios. Por eso, la segunda de las estrategias está tomando ventaja en bastantes marcas en la actualidad.

Así pues en el caso de la estrategia para marcar los precios según el valor, estos pueden ser considerablemente superiores a la media, al margen de lo que ofrece el mercado en ese ámbito. Eso sí, es importante tener un elemento diferenciador que aporte un valor añadido. Si en un mercado de bisutería (en el que hay una oferta muy elevada), tú optas en tu negocio por crear unos pendientes novedosos, diferenciadores y prácticamente únicos en el mercado, podrás pedir por ellos un precio mayor. Este incremento en el precio se debe a que estas creando piezas únicas y, por tanto, hay una gran parte de i+D+I detrás. Además, es posible que el público al que te enfoques sea más escaso y la producción de menos piezas sea más cara.

En el caso de esta segunda estrategia, está teniendo gran importancia el medio ambiente. Es decir, hay empresas que ofrecen productos similares a otros que ya hay en el mercado pero cuyo elemento diferenciador es la ética o la sostenibilidad medioambiental. Esto les permite incrementar el precio porque ofrecen un valor añadido a los productos.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

Estrategias centradas en los precios

Además de estas dos generales, hay algunas estrategias específicas como son las siguientes:

Precios de lanzamiento

Son varias las estrategias que buscan estos precios de lanzamiento, ya sea para abrirse un hueco en el mercado o incluso para establecer una especie de crowfunding que les permita manufacturar un producto.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Ofertas y promociones

Se entiende que al disminuir el precio, el volumen de ventas aumenta y eso permite producir más a menor precio. Estas promociones pueden hacerse de forma puntual en algunas épocas del año o bien para liberar stock.

Precios bajos en productos sin valor añadido

En algunos casos, no es posible mejorar la experiencia del usuario o aportar un valor adicional, por lo que se opta por precios mejores para ser competitivo en el mercado.

Precios descremados

En este caso, la técnica comienza con un precio elevado para después, cuando ya te has dado a conocer en el mercado, pasar a un precio menor y así abrirte a más público.

Beneficios y ventajas de utilizar una estrategia de precios

Está claro que el precio influye notablemente en la mente del comprador, pero también en la de los vendedores. Cuando tú decides qué estrategia seguir, estás marcándote un precio/hora acorde a lo que consideras que merece tu trabajo y eso otorga estabilidad a tu empresa.

Además, si optas por la estrategia de valor añadido puedes dedicarte a invertir un tiempo en mejorar la experiencia del cliente a través de un marketing que pueda resultarle más interesante. Esto también supondrá reinventar tu negocio, mantenerte en todo momento del lado de la innovación y buscando una mejora constante. Sin duda, son todo estrategias encaminadas a fidelizar un público concreto.

Conclusión

Esperamos que este artículo te haya servido para saber que es una estrategia de precios y conocer más acerca de cómo poner un importe a los bienes ofrecidos. Ahora ya podrás saber cuáles son las orientaciones para llevarlo a cabo y las ventajas que esto tiene sobre tu empresa.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
5/5 (1 Review)

¡Dale caña y haz que se enteren!