Marketing para vender productos Premium

Marketing de productos premium: ¿cómo se plantea?

Los productos de ticket alto, considerados como premium, no deberían seguir las mismas estrategias de marketing que un producto al uso. Cuando se ha hecho un estudio de mercado viendo que el producto tiene cabida en la sociedad, es interesante pasar a la venta. No obstante, hay algunos consejos que deberías conocer y algunas decisiones que es necesario tomar antes de empezar a ofertarlo.

¿Qué es un producto premium y cómo puede venderse?

Lo primero por lo que tenemos que empezar es definir qué tipo de productos son estos. Es decir, cuál es la diferencia básica entre un producto de estas características y otro más común. Un producto premium es aquel que tiene algo exclusivo, que mejora considerablemente sus funcionalidades o su imagen con respecto al producto básico. Esto haría que el cliente esté dispuesto a pagar un importe mayor para su adquisición.

A modo de ejemplo, si consideramos una marca cualquiera de calzado deportivo seguro que te das cuenta de que tienen varios modelos que van desde lo más básico hasta un modelo especializado. Este último cuenta con un diseño rompedor, una calidad de materiales increíble y una comodidad para el usuario que le permiten realizar mejor deporte. Este sería, por tanto, el producto premium de la marca.

Estrategias preventa para el marketing de productos exclusivos

Antes de comenzar con la venta del producto, hay que tener en cuenta numerosas cuestiones. La primera de ellas podría ser la decisión de si el producto llevará o no la marca. Cuando una marca tiene cierto renombre en un sector (Apple, Nike, BMW) esto es recomendable, pues ya ofrece una garantía al cliente y da una imagen clara de calidad y exclusividad. No obstante, si se trata de otra marca que no oferta frecuentemente productos en esta categoría, podría ser más interesante obviarla para evitar relaciones no deseadas.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

La publicidad también influye

Por otro lado, está el diseño de la campaña y de la publicidad. Es importante decidir qué mensaje se quiere transmitir. Muchas veces, en el caso de los productos exclusivos, este mensaje se enfoca a que solo un grupo selecto de la sociedad puede tenerlo, mientras que la otra parte lo desea. Es decir, imagina el caso de un Ferrari. Económicamente, es un coche que muy pocas personas pueden permitirse. Sin embargo, al venderse como algo tan exclusivo y poderoso, eso hace que muchas personas sueñen con él e incluso que destinen grandes esfuerzos económicos a adquirirlo. El objetivo en este caso no es aumentar las ventas con un perfil de público más variado, sino que las personas de alto poder adquisitivo compren un Ferrari y eso a su vez servirá como publicidad propia para la marca. Eso último se relaciona con el ego y la parte más emocional de los clientes potenciales, algo que funciona muy bien entre el público objetivo.

Otra de las decisiones que has de tomar antes de lanzar tu producto es los canales en los que vas a comunicar su venta. Por ejemplo, puedes optar por cadenas de televisión gratuitas y nacionales, o bien buscar un sector más específico. Imagina que tu producto está destinado a la estética. En lugar de publicitarlo en televisión, radio o periódicos, quizá te resulte más interesante acudir a centros de belleza especializados y con gran renombre donde puedan ofrecerlos a sus clientes y además cuelguen carteles informativos. Nuevamente, hay que recordar que no se busca ampliar el público, sino el precio del producto para así conseguir una facturación mayor.

Relacionado con esto último está la demanda. Así, el producto se pide cada vez más, puedes subir los precios y así mejorar la rentabilidad. Al ser un producto tan exclusivo, el cliente no se quejará pues sabe que está pagando por muchas cosas a parte del producto como tal.

Tu imagen debe transmitir mucho

Y ya por último, queda pensar en la imagen y en la persona que se encargará de transmitir el mensaje. Aquí de nuevo hay que tomar una decisión importante, pues esta puede ser alguien conocido o no. Además, también hay que tener en cuenta que si el producto es premium, lo más conveniente es que la persona que lo publicite muestre también estos valores. Se podría optar por grandes líderes de negocios o bien modelos que sean cara de algunos de los productos más exclusivos. Escoger la cara que presentará el producto también determinará si se busca un público internacional o bien si decides empezar en primer lugar por España. Sin embargo, aunque te decantes por esta segunda opción, siempre será posible realizar una campaña multinacional más adelante.

Conclusión

En resumen, el marketing de los productos premium puede ser algo diferente al conocido para productos de menor importe. Aprovechando el mayor coste y, por tanto, el mayor beneficio por producto, la estrategia de venta puede planificarse y demorarse más en el tiempo, siendo también recomendable una mayor inversión en ella.

¡Ey! Vende millones de euros en internet con estos pasos... 👇👇👇

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
0/5 (0 Reviews)

¡Envía a quien quieras!