Consejos para redactar una buena propuesta comercial

Cómo conseguir una propuesta comercial atractiva

Una propuesta comercial es una de las peores dificultades que una empresa puede plantearse redactar para sus clientes. Para crear una propuesta comercial que sea original, atractiva y que te lleve al éxito, hay una serie de pasos que debes seguir para aumentar tus posibilidades.

No obstante, ten siempre una cosa clara: ¡La práctica hace al maestro!

Primeras tres fases para redactar una propuesta comercial

Crear una propuesta para alcanzar el éxito con nuestros clientes tiene una serie de etapas y de pasos a seguir. Así, será mucho más fácil obtener los resultados que deseamos.

1. Clasificación

La primera etapa consiste en averiguar cómo invertir maximizando los resultados. Debes enfocar todo tu esfuerzo en las probabilidades de rendimiento. La manera de optimizar dichos resultados en nuestro negocio es apostar por el marketing digital. que es la especialidad de la casa.

Por cierto, ¿todavía no conoces nuestra agencia de marketing digital? Ya estamos ayudando a muchas empresas… Saber más

2. Relación de confianza

Debemos crear una relación de confianza con los clientes. Para ello, hay tres pilares básicos en los que centrarnos: empatizar, escuchar y enfocarnos en las preguntas adecuadas.

3. Imaginar la solución

Analiza la construcción de tus soluciones. No importa que estés especializado en una cuestión, tienes que tener en cuenta que cada cliente tiene un problema diferente y por tanto, la propuesta debe estar personalizada. Tómate momentos para investigar sus deseos, reflexionar sobre los feedbacks y tratar de leer entre líneas. A veces, los clientes no saben responder a las preguntas, pero tú nunca deberás abandonar la investigación.

Estudia la actuación de los competidores en el mercado y prueba los productos de la competencia amados por tus clientes. Toda la información que puedas recopilar será buena para después hablar con tu equipo. De este modo es como se consiguen ideas válidas para las propuestas comerciales.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

La presentación de la propuesta

Llegó uno de los momentos más importantes, hacer realidad la presentación construyéndola. Un fallo muy común en las propuestas comerciales es la obsesión por el diseño. Está bien cuidarlo, pero no debemos olvidar que no se trata del mensaje central. Una vez que la tengas, no la envíes nunca por correo electrónico antes de que la hayas presentado.

Apúntate gratis a las ventas online 👇👇👇

Aprende gratis el proceso para aumentar tus ventas con internet

Enviando sabes que aceptas nuestra política de privacidad.

Problemas y objetivos

En la presentación de la propuesta debemos ir recordando el por qué de la misma a los clientes. La propuesta debe impactar y hacer sentir que hemos entendido el problema. Además, debemos dejar claro el objetivo. Por evidente que parezca, debemos aprender a distinguir el objetivo de la solución.

Diferentes escenarios

El escenario ideal es el que demuestra que el objetivo es resolver una dificultad real. Un ejemplo puede ser aumentar el tráfico de visitantes de una web. Es importante que compares los resultados con el escenario real. Incluye aquí el factor competencia, que es proponer, analizar y mostrar las acciones de los competidores para utilizar esa información a tu favor.

Plan de acción

Una vez que tienes una estrategia que te lleve al éxito, tienes que buscar la forma de llegar a él. Este paso no es más que tomar el escenario ideal y enfocar en él las actividades precisas para hacerlo real. En este punto es importante que pierdas el miedo a ponerle a tu trabajo el valor que se merece. No temas decir cuánto vale el trabajo que has hecho, el que tú creas de verdad justo. Deja que a partir de ahí tus clientes juzguen para encontrar tu valor ideal.

El precio te dará una perspectiva de tu esfuerzo, el cual deberá ser visto por ti como una inversión a la que le sacarás rendimiento. Deberás también alinear las expectativas de tu cliente en un escenario ideal y mostrar que tienes ideas y que estás deseando empezar a realizarlas. Ponte metas a diferentes plazos para garantizar la longevidad de tu trabajo. También, recuerda nuestro consejo inicial: la práctica es fundamental.

El final de la propuesta

Esta etapa es quizás la más aterradora para muchas personas, ya que es el momento de comprobar si la alineación de expectativas de tus clientes se ha llevado a cabo o no correctamente. Es el momento de poner fechas y de comenzar a reunirse con los clientes y comenzar a recibir las diferentes objeciones. Un consejo es que en esas reuniones preguntes qué piensan del proyecto que has elaborado sin miedo.

En este punto, también puedes incluir en tu proyecto una política de beneficios. De este modo, te resultará mucho más fácil guiar tú las negociaciones que recaigan sobre tu proyecto y te garantizarás a ti mismo el hecho de que vas a tener respuestas rápidas. En este sentido, sabrás por ejemplo ofrecer descuentos y en qué márgenes puedes moverte.

En definitiva, una propuesta comercial es fácil de realizar si sabes qué pasos tienes que seguir y dejas de lado el miedo a cada uno de ellos. De este modo, añadirás mucho valor a tus alianzas y conseguirás una relación muy exitosa con tus clientes. Ahora solo te queda enfocarte en tu modelo de negocio e ir a por el éxito que llevas tanto esperando.

¿Sabes que hacemos software cloud a medida?

➝ Click para saber más sobre software cloud a medida
0/5 (0 Reviews)

¡Dale caña y haz que se enteren!