¿Las ventas y el marketing son lo mismo?

Dos estrategias de negocio diferentes: ventas y marketing

¿Alguna vez te has planteado si ventas y marketing significan lo mismo? Si es así, o si buscas potenciar tu negocio, este artículo te interesa.

En efecto, si bien son dos herramientas relacionadas, atienden a dos estrategias diferentes. Por ello, conviene manejarlas para que tu empresa decida cuál es la que más le conviene en cada momento.

¿Qué son las ventas y el marketing?

Por ventas entendemos todas aquellas operaciones consistentes en que los clientes adquieran los productos o servicios que tu empresa ofrece.

No obstante, con el marketing se hace referencia al proceso de puesta en el mercado del producto y de análisis de los motivos por los cuales se logra que el usuario se interese por este.

¿En qué se diferencian?

En pocas palabras, podríamos decir que la característica diferencial básica entre la venta y el marketing radica en que la primera dedica toda su atención al hecho de vender, mientras que el segundo se centra en qué producto crear y cómo promocionarlo.

Es decir, se distinguen en el propio enfoque: las ventas se ciñen a la importancia de cerrar el acuerdo y que el bien sea finalmente adquirido y el marketing en el consumidor.

Sin embargo, la anterior no es la única diferencia, sino que existen muchas otras. A continuación, te enseñamos algunas de ellas.

Características de las ventas

1. Primero el producto y después la necesidad. Esta técnica trabaja en lograr que el cliente compre, es decir, aumentar el volumen de negocio.

2. Búsqueda de la compra compulsiva. Dado que lo que se pretende es lograr el mayor número de ventas en el menor tiempo posible (sin detenerse tanto en la propia experiencia de compra del cliente), se emplearán técnicas como los descuentos o promociones.

En efecto, has de saber que uno de los recursos más comunes es el de ofrecer ciertos bienes a un precio promocional o rebajado durante un periodo breve de tiempo, con la finalidad de que el cliente lo adquiera inmediatamente en lugar de pensarlo reflexivamente. Así, se logrará que tenga menos oportunidades de comparar sus características con las de otro que ofrezca un competidor.

😎 Por cierto, ¿Sabes que podemos posicionar tu web o tienda y atraer contactos? Click aquí para saber más >>

3. Resultados inmediatos. Como se desprende de la características anteriores, el hecho de adoptar un modelo focalizado en las ventas implica que los beneficios son casi instantáneos, pues se ha conseguido que un mayor número de población adquiera el bien ofertado.

Esto permitirá que tu empresa disfrute de resultados a corto plazo que, sin embargo, de no adoptar las medidas adecuadas, puede que no lleguen a mantenerse prolongadamente en el tiempo, ya que no has fidelizado al cliente.

Características del marketing

1. Planificación. Es común que se realicen estudios de mercado para identificar las necesidades de la población y ofrecerles el producto o servicio que buscan.

En consecuencia, tras la elaboración de diversos perfiles en función de los destinatarios, se crearán las consiguientes campañas o actos promocionales. Asimismo, es importante que decidas qué tipo de medio se empleará para difundir la campaña (publicidad televisiva, redes sociales, prensa escrita…) dependiendo del público objetivo al que te dirijas.

Por ejemplo, si bien recurrir a la publicidad a través de influencers puede que sea lo más efectivo para productos destinados a un sector de población joven, no es recomendable para consumidores que no empleen las redes sociales.

2. Mejora y perfección de la experiencia de compra del cliente. No se busca tanto una venta rápida, sino crear el ambiente idóneo para que el usuario quiera el producto. Para lograrlo, el proceso de compra debe tender a ser lo más placentero posible.

De ahí que sea fundamental, tanto antes como después de la transacción, prestarle ayuda, resolver sus dudas. En definitiva, que se sienta atendido. En este sentido, para lograr el posicionamiento de marca deseado, habrá que perfeccionar tanto el proceso de preventa como el servicio posventa.

3. Búsqueda del retorno. Consecuencia de lo anterior es que el consumidor repita, dado que confía en el vendedor y considera que tu marca entiende sus necesidades y le ofreces justamente lo que busca.

4. Resultados a medio o largo plazo. Puesto que el objetivo primordial no es tanto lograr el mayor número de ventas, sino fidelizar al cliente, puede que los beneficios no sean inmediatos. Habrá que esperar a que este acuda de nuevo a tu negocio para comprobar que la estrategia de marketing ha sido la correcta.

Por todo lo expuesto, podemos concluir que, aunque en el mundo tecnológicamente avanzado y digital en el que vivimos el número de ventas es un dato relevante, no lo es todo. En consecuencia, para que tu negocio prospere y sea competitivo, debes conseguir la mejor experiencia de compra posible. Para ello, no olvides diseñar una buena planificación de mercadotecnia.

Y tu empresa, ¿en qué está enfocada? ¿Vas a invertir en campañas de ventas y marketing?

0/5 (0 Reviews)
¡Dale caña y haz que se enteren!