image

Como crear un blog en WordPress

WordPress es uno de los gestores de contenidos más usados en la actualidad. A través de este CMS podemos crear una página web de una forma sencilla e intuitiva y llevar a cabo nuestra estrategia de marketing de contenidos sin la necesidad de requerir conocimientos avanzados de programación, como ocurre con otro tipo de plataformas.

Características principales de WordPress

Actualmente cuenta con diez años de historia, tiempo suficiente para mantener una evolución constante y posicionarse como una de las mejores opciones del mercado. Si lo necesitamos dispone de numerosas plantillas con diseños diferentes, en función de nuestras necesidades, pero todas con una interfaz realmente sencilla. Da igual el objetivo que tengamos ya que este CMS es perfectamente compatible para la creación de cualquier tipo de blog personal o páginas web con diferentes landing pages.

Si contamos con una página web que se actualiza de forma periódica gracias a los contenidos que publicamos, por defecto éstos aparecerán de forma cronológica. Además, podemos crear diferentes categorías para que nuestros lectores tengan la opción de elegir aquellos que más les gusta. WordPress también incorpora diferentes tipos de plugins que permiten mejorar la calidad de nuestros textos. Así, uno de los más utilizados es el SEO by Yoast que permite la elaboración de una snippet como si se tratara de una meta-descripcion, un extracto, diferentes puntos claves o contar con un análisis SEO y de legibilidad que nos permita mejorar nuestro posicionamiento en buscadores.

Con esto, debemos tener claro que este gestor de contenidos no se limita a la publicación de un blog, como muchos piensan de forma errónea. De esta forma, se puede crear desde una web corporativa, un e-commerce, un medio de comunicación digital o un centro de reservas, entre otros. A día de hoy, se calcula que el 30 % de los sitios web que podemos encontrar en Internet se han creado a partir de este CMS.

Los diferentes usos de WordPress

Uno de los principales puntos fuertes con los que contamos es la facilidad para que se adapte a nuestras necesidades. Si queremos crear un blog podemos aprovechar la opción de dar al usuario la opción de añadir comentarios al final de cada entrada, el uso de diferentes tipos de widgets para mejorar su experiencia mientras navega por nuestro sitio, así como integrar los contenidos mediante el uso de etiquetas o tags. Otro de los principales usos es la creación de páginas web. Contamos con múltiples opciones de diseño que nos permitirá darle el aire que queramos.

La gran variedad de plugins permite, además, la incorporación de un formulario de contacto, la captación de leads, e incluso la creación de una tienda online sin el uso de plataformas especializadas como es Magento o Prestashop, entre otras. Gracias a WooCommerce podemos ofrecer un catálogo de productos ilimitados con múltiples opciones para pagar, e incluso incorporar los atributos de todos los bienes que tenemos en nuestra cartera. Incluso, se puede generar factura de forma automática u ordenar el envío a cualquier tipo de código postal en España.

Sin embargo, las ventajas de este CMS no se limitan únicamente a la facilidad de administración de la que disponemos. Además, su proceso de instalación es realmente sencillo e intuitivo. Si disponemos de un sitio web o de un servicio de hosting que sea capaz de ejecutar PHP y pueda con bases de datos como MySQL. El siguiente paso que deberemos abordar es descargar el instalador de este gestor de contenido, que tampoco cuenta con demasiada complicación.

Ejecutar nuestro CMS de forma intuitiva

Una vez tengamos el programa y queramos empezar nuestra experiencia se nos abrirá un asistente de instalación que nos guiará durante todo el proceso. Una vez haya concluido ya tendremos nuestro CMS configurado y listo para administrar todos los contenidos ya publicados, o que queramos redactar en el futuro.

A diferencia de otros gestores de contenido donde es necesario conocer en profundidad diferentes lenguajes de programación como HTML, PHP o CSS, entre otros, este CMS descifra todos estos códigos y los hace accesibles para todos. Esto responde a uno de los principios de la web 2.0 que tenía como objetivo la democratización de Internet. Finalmente, otra de las ventajas de este gestor de contenidos es que es totalmente gratuito y que cuenta con cientos de miles de personas mejorando su código de software de una forma totalmente altruista. Además, también resuelve otro de los grandes problemas de muchas páginas web tradicionales: los teléfonos móviles.

Los datos que nos da Internet no engañan y avisan de la importancia de adaptarse a los dispositivos inteligentes. WordPress nos permite contar con un sitio web totalmente responsive de forma automática. No serán necesarias adaptaciones y, por tanto, podremos ahorrar mucho tiempo y recursos en la administración de todos nuestros contenidos que publiquemos y queramos mostrar al público.

¿Cómo administrar mi blog en WordPress?

Está claro que el reinado de WordPress es indiscutible. Cada año surgen alternativas y cada año estas alternativas no logran desbancar al mejor sistema para crear webs, blogs o tiendas online. Para quienes se quieren lanzar con su propio blog es lógica esta vía por sus múltiples ventajas aunque esto lleve aparejada la pregunta obligada: ¿cómo administrar mi blog en WordPress?

Este gestor de contenidos es todo ventajas. Ventajas que pasan por ser un software de código abierto, por estar en constante actualización, porque permite una personalización con diseños vanguardistas y modernos además de muy visuales y sobre todo: no hay que saber de programación para usarlo y para instalarlo. Con conocer el uso o su administración será más que suficiente.

Cómo administrar mi blog en WordPress en sencillos pasos

Aunque la instalación inicial de WordPress puede parecer un poco complicada en un principio, esa instalación al final se torna sencilla. Una vez instalado llega el momento de su administración – crear contenido, actualizarlo, crear posts, páginas, subir archivos, ya sean imágenes o audios, … -.

Están leyendo:  Prestashop o Magento ¿Cuál es la mejor para tu e-commerce?

Un sinfín de posibilidades para lo que no vas a necesitar a nadie. La llegada de WordPress supuso, entre otras muchas cosas, el final de las llamadas a los encargados de las webs para cambiar una palabra o una imagen. Puede hacerlo el dueño del blog de una manera fácil y sencilla, sin esperas y sin largos procedimientos.

Vamos a ver cómo administrar las entradas del blog y cómo crearlas, porque hay que saber que no solo se puede publicar: modificar, programar, borrar o incluso mantener entradas en privado son otras opciones. Un abanico de posibilidades que comienza, como no, con la creación de una entrada. Veamos todas las opciones paso a paso:

Cómo crear una entrada o un post

Como en todas las ediciones o acciones que se hacen en WordPress se comienza por el inicio de la sesión, para lo que hay que ingresar las claves.

1. Ir a panel de control y cliquear ‘añadir nueva entrada’. Esta opción podrás llevarla a cabo a través del menú que aparece en el control de la izquierda o del menú superior. Hay que saber en este sentido que da igual por dónde se haga. Es indiferente. En el menú superior se hace clic en ‘+ Nuevo’ y luego en la opción ‘Entrada’.

2. Aparece ante los ojos una pantalla en la que se lee: añadir nueva entrada. En ella se puede ver una plantilla de muy sencillo uso. Una plantilla muy parecida a una página de word.

Dónde pone ‘Introduce título aquí’ hay que hacer lo que se pide; es decir, se debe introducir con un máximo de 40 caracteres el título del post o de la entrada nueva. Justo debajo está el hueco para el cuerpo del texto. Un cuerpo para el que se pueden usar negritas o cursivas. Asimismo existe la opción de alinear el texto a la izquierda, a la derecha o justificarlo.

A través de los iconos siguientes a la opción de cursiva, podrás enlazar o desenlazar con direcciones web. Una opción muy útil cuando quieres redirigir el tránsito a otro lugar.

3. Añadir una imagen al post. En esto de los blogs, una imagen vale más que mil palabras, así que vayamos a ver cómo se asigna una imagen. Muy sencillo: pinchamos ‘añadir objeto’. A través de esta pestaña se pueden subir imágenes pero también archivos de audio. La manera es similar en ambos casos y pasan por cliquear la opción ‘subir archivos’. Una opción que hará que subas los archivos desde tu biblioteca o desde cualquier otro lugar de una manera muy simple.

Una vez subido el archivo, y en el caso de las imágenes, podrás poner la imagen como principal o destacada. Existe la posibilidad de publicar varias imágenes en un mismo post. Una será la principal y el resto las secundarias.

4. Publicar la entrada. Se trata del último paso y el que tiene lugar una vez la entrada ya está lista. Para ello hay que ir a la columna de la derecha. En ella podrás ver la opción ‘publicar’. No obstante, fíjate en esta misma columna: podrás programar la entrada asignando el día y la hora en la que quieres que esto suceda.

Cómo modificar una entrada en un blog

Se trata de una de las gestiones fundamentales en el caso del blog. Tener el blog actualizado será esencial. Es por esto que iniciar sesión para ello será el primer paso de esta tarea.

1. Iremos a Gestionar entradas del tablero a través del menú. Un clic bastará para que la pantalla nos muestre un histórico de entradas o posts publicados, en los que podrás ver la fecha, el título, el autor, la categoría y otras cuestiones como etiquetas, comentarios, estado de publicación y, finalmente, estadísticas.

2. En esta pantalla podremos cliquear una entrada, la que queramos modificar. Una vez realizados los cambios, bastará con pinchar la opción de guardar para que los cambios queden salvados. En esta opción podremos cambiar varios aspectos de las entradas, como las fechas. En cualquier caso, solo tendremos que hacer los cambios, tras cliquear la opción editar. Y siempre tendremos que guardar para que las modificaciones queden registradas.

3. Aquí también podremos cambiar las imágenes. Para ello solo tendremos que pinchar la imagen dentro del editor y proceder a eliminar. En el caso de que queramos usar otras fotos, podremos subirlas o usar alguna que tengamos ya en la biblioteca.

Administrar los estados de las entradas, otra de las claves que conocer

Además de saber crear, publicar o modificar las entradas, hay que conocer los distintos estados en los que pueden estar estas entradas o posts. Dichos estados pueden ser los que siguen:

– Borrador: la entrada no está publicada.

– Pendiente de revisión: en este caso, la entrada está terminada y a expensas de una revisión.

– Publicada. La entrada ya es visible en tu blog.

Cambiar de un estado a otro se puede hacer desplegando la pestaña de una manera sencilla y práctica. No hay que olvidar en cualquier caso de guardar los cambios siempre en WordPress. Por otra parte y al hilo de este asunto, también es conveniente saber que existen otras posibilidades a este respecto que tienen que ver con quién puede ver estas entradas.

– Público: cualquier visitante en el blog podrá ver esta entrada.

– Protegida con contraseña: solo los que dispongan de esa contraseña podrán leer la entrada.

– Privada: se trata de las entradas que solo son visibles para el editor o los editores.

Están leyendo:  Diseño web; Qué es y como hacerlo bien

– Fijadas: aunque en este caso no tienen porqué tener restricciones, están sujetas a una fijación. Siempre estarán por encima de las entradas posteriores.

La importancia de las etiquetas y las categorías en WordPress

Además de generar contenido en el caso de los blogs en particular y de una web en general, la estética y la visibilidad del site serán dos aspectos esenciales. En este último caso, las etiquetas serán esenciales para ayudar con el SEO y con la presencia del blog en Internet. Las etiquetas tienen mucha influencia en los motores de búsqueda y, por ende, en esta presencia que tanto preocupa a todos.

No hay que caer en un error bastante común en el caso de las etiquetas o los tags: se suelen poner etiquetas muy generales, cuando las que nos van a ayudar serán las más específicas posibles. Por ejemplo, en un blog de moda en el que hablamos de faldas plisadas, el tag ‘falda’ no nos va a ayudar tanto como ‘faldas midi’ o ‘faldas midí plisadas’. Porque si nos paramos a pensar, ¿cuántos posts hablarán de faldas y cuantos de faldas plisadas midí?

La forma de etiquetar en Worpress, además de la apreciación anterior, es muy sencilla: en la parte izquierda del editor de una entrada se ve la opción ‘Añadir nueva etiqueta’. Solo hay que introducir las etiquetas y dar al Enter. De esta manera se puede ir viendo cómo se van añadiendo los tags. En el caso de querer eliminar alguno, solo hay que pinchar la minúscula x que aparece al lado de cada una de las etiquetas.

Cómo crear categorías, el paso previo a las entradas

Las categorías sirven para clasificar, pero esencialmente para poner orden visual a un blog. Que un blog esté bien organizado puede suponer que un lector se quede más tiempo en el sitio y que se sienta más cómodo en el lugar. Dos aspectos cruciales que no se pueden descuidar porque serán los que marquen la diferencia entre un blog mediocre y uno cuidado y de calidad.

En este escenario, y en lo que atañe a un blog, las categorías serán las secciones en las que se van a ir clasificando los artículos que se van publicando.

Para crear estas categorías en WordPress hay que ir a la zona de edición y pinchar sobre las entradas. Opción que aparece en el panel de administrador. Ahí hay que poner la atención en un sub-menú donde deben aparecer estas ‘Categorías’.

En la parte derecha de la pantalla que se despliega ante los ojos se puede observar un panel general de categorías donde aparecerán las existentes cuando las haya. En la parte izquierda será dónde se creen las categorías en cualquier caso y rellenado los campos como el nombre o el ‘Slug’.

El ‘Slug’ será la dirección que tendrá esa categoría dentro del propio dominio del blog. Por ejemplo, si estamos creando una categoría que sea críticas de moda, habría que poner una dirección ‘www.tudominio.com/críticasdemoda’ para el acceso directo.

La descripción de la categoría, o incluso una imagen, son otras de las posibilidades a llevar a cabo en este paso. Además, se pueden crear subcategorías siguiendo los mismos pasos desplegando las pestañas que están junto a ‘Superior’.

En este caso de las categorías, y tras la creación de las mismas, es importante tener claro el diseño de cómo van a quedar estas con respecto a la imagen principal y con respecto a las subcategorías, en el caso de que las haya. Un diseño previo en una hoja puede servir de mucha ayuda a la hora de configurar el menú, el paso siguiente a la creación de las categorías.

Esta configuración será el paso indispensable para el resultado visual. Para ese orden tan recomendable en cualquier sitio web en general. En este caso se tratará de otra opción en el sub-menú, que se maneja mediante el arrastre de las categorías por un menú provisional en el que ir colocando esas cajitas hasta llegar al orden deseado. Guardar los cambios será el paso final para que tus categorías queden ordenadas y fijadas en tu blog.

¡Ojo con la previsualización de los cambios! Será una opción que siempre aparecerá en alguna parte de la pantalla durante la edición de contenidos, de categorías o incluso del menú. La posibilidad de ver cómo ha quedado una edición antes de que la publicación se lleve a cabo. Una posibilidad más que recomendable para los administradores.

Las páginas, otra posibilidad

Aunque un blog suele ser un sitio que tiende a la sencillez y en los que no es obligatorio tener secciones o categorías, sí requieren de la creación de páginas. En este sentido, conviene diferenciarlas del resto de opciones diciendo de una manera resumida y sencilla que cuando vemos: quién soy, mi blog o contacto, son páginas normalmente fijadas en las que no se suele modificar el contenido salvo por variaciones que interese hacer llegar al lector.

Crear las páginas es un proceso sencillo que se realizar de forma muy parecida a la creación de las entradas. Es importante diferenciar en este caso las entradas de las páginas. La apariencia será también un paso muy similar al de las categorías y el menú.

Como se puede observar, cómo administrar mi blog en WordPress es una pregunta con respuestas sencillas. Sin embargo, y a modo de consejo final, tener un dibujo o un esquema de cómo queremos que sea nuestro blog, las páginas y las categorías serán los pasos previos y necesarios a la creación indispensable de los contenidos de calidad y diferenciadores. Contenidos esenciales para marcar esa diferencia de la que hacemos apología en un mundo marcado por la fuerte competitividad.

Author Casto Aparicio
Amante de las ventas. Me gusta ver como un negocio crece y genera riqueza a su alrededor. En mi camino, he ayudado a vender millones de euros a empresas a través de Internet. En mi tiempo libre, estoy deseando salir a la naturaleza con mis perros a pasear y relajarme con el aire más puro.

Deja un comentario

× Escríbenos aquí